Batiburrillo.net

Inicio » Varios » El Tema » Berlusconi, nueva acusación

Berlusconi, nueva acusación

El Primer Ministro italiano está siempre en la portada de los periódicos y en la boca, no sólo de los italianos, sino de muchos de los que nos preocupamos por la actualidad. Acabamos de leer en Europa Press que la Fiscalía de Milán tiene en su poder papeles que confirman que Berlusconi mantuvo diez encuentros sexuales con Karima Ruby, la chiquilla marroquí menor de edad en esos momentos, durante el pasado año. La primera fue en febrero, exactamente el día 14, San Valentín, después de regalarle un vestido.

Berlusconi

La Fiscalía milanesa está analizando el teléfono móvil de Ruby para descubrir las llamadas que recibió de Il Cavalieri. La Fiscalía acusa a Berlusconi de intentar ocultar sus relaciones con la chica en las numerosas fiestas celebradas múltiples fines de semana en la archiconocida villa de Arcore. El Primer Ministro intentó evitar las investigaciones sobre dichas fiestas. El soborno a funcionarios en Italia está castigado con prisión entre cuatro y doce años. En el caso de Berlusconi se sumaría el agravante de “prostitución de menores”, que añadiría entre seis meses y dos años de prisión.

VER TAMBIÉN:   Los periódicos se leen más en Internet que en papel, en Estados Unidos

Ruby ya es mayor de edad, pero las relaciones mantenidas con Berlusconi, según la Fiscalía de Milán, fueron entre febrero y mayo del pasado año, cuando aún era menor. Por ello, el Primer Ministro y sus defensores tendrán que comparecer por los cargos indicados. Los abogados defensores consideran la acusación de absurda e infundada.

Veremos si Berlusconi sale indemne de este nuevo lío. Está claro que cuando el río suena agua lleva y más cuando suena en repetidas ocasiones. El sigue defendiendo su inocencia. ¿Será verdad?

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario