Batiburrillo.net

Inicio » Software » Herramientas » Convertir PDF a Excel en línea

Convertir PDF a Excel en línea

Son muchas las personas que comparten hojas de cálculo Excel en formato PDF, pero esto tiene sus inconvenientes, ya que el documento obtenido no es editable y es muy difícil extraer datos de él, en ocasiones imposible. Aunque existen aplicaciones capaces de efectuar la conversión inversa, de un PDF en un documento en formato Excel, no podemos desdeñar la que nos ofrecen en PDFExcel, una herramienta gratuita en línea, que en sólo dos pasos nos permite llevar a buen fin la conversión.

PDFExcel, para convertir PDF a Excel en línea

El proceso a seguir es muy simple. Hay que subir el archivo, en primer lugar, desde el ordenador a la web de soporte. A continuación, tras esperar a que finalice el proceso de conversión, se deberá indicar una dirección de correo electrónico a la que enviar el archivo en formato Excel.

VER TAMBIÉN:   TunesGo Retro, para transferir datos de iOS a iTunes y al ordenador

Convertir PDF a Excel en línea

Las características que debemos tener en cuenta sobre el funcionamiento del programa son:

  • Las operaciones realizadas en la conversión rayan la perfección, consiguiendo conservar los formatos originales incluso para tablas grandes o documentos escaneados, sin que sea necesaria una edición posterior.
  • Se pueden subir archivos de hasta 40 MB, realizándose la conversión rápidamente.
  • Todos los datos suministrados por el usuario, incluida la dirección de correo electrónico, se eliminan, de acuerdo con la política de privacidad de los responsables de la herramienta.
  • El programa es totalmente gratuito. Para su mantenimiento se apoyan en enlaces publicitarios, los que se ven cuando se utiliza.
VER TAMBIÉN:   Q-Dir, explorador multi-panel

Enlace | PDFExcel

 

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario