Inicio » Varios » El Tema » Cuidado con las estafas en Internet, cuidado con el Scam

Cuidado con las estafas en Internet, cuidado con el Scam

Cuidado con las estafas en Internet, cuidado con el Scam

El Scam es una técnica para estafar, que lleva ya mucho tiempo entre nosotros y, que a pesar de la gran cantidad de artículos escritos en muchos medios especializados, aún sigue habiendo personas que se dejan engañar. El sistema es simple en su concepción, aunque complejo en su desarrollo. En España, detrás de todo el proceso, se encuentran habitualmente ciudadanos de países de Europa del Este, que poseen profundos conocimientos informáticos y jurídicos. Aunque no son los únicos…

Como se genera el Scam

Son muchos los jóvenes, y no tan jóvenes, que andan en busca de trabajo, y utilizan Internet para conseguirlo. A través de las redes sociales, foros y similares, se ponen en contacto con determinadas personas, los delincuentes, que les ofrecen la posibilidad de ganar dinero trabajando desde su casa (con una conexión de banda ancha de 24 horas), sin exponer nada. Sólo tienen que enviar cantidades de dinero, más o menos grandes, a través de transferencias online, a determinadas personas. Para ello se les suministrarán las claves de acceso de las cuentas emisoras (las de los estafados) y receptoras (las de los delincuentes). Por cada transferencia realizada recibirán una comisión.

Scam

Un acompañante, el Pishing

Por otra parte, los delincuentes, utilizando el Pishing, se apropiarán de los números de cuenta y las claves de acceso de los incautos que, haciendo caso del correo que han recibido, acceden a una web que lo único que hace es robar esos datos. (Las páginas del sitio web, claro está, son una imitación perfecta de las de un banco de prestigio).

No caigas en la trampa

Siempre ha habido pillos, o pícaros como los del Lazarillo y otros personajes de nuestra literatura, que se aprovechan de todos los medios a su alcance para apropiarse de lo ajeno. También hay incautos que actúan sin control, que no leen lo que están viendo y sólo buscan el enlace en el que pulsar para atender la demanda. Los resultados de la mezcla entre ambos, los pillos o delincuentes y los incautos, ya los conocemos. Y después vienen las lamentaciones.

Otras recomendaciones

Nunca pulses en el enlace que acompaña a un mensaje de correo electrónico, aunque creas que el que lo envía es una persona, empresa u organismo respetable. Si has cometido el fallo, si has pulsado sobre el enlace, examina, antes de hacer nada, la URL , la dirección de la página en la que te encuentras, en la parte superior del navegador web, y comprueba si se corresponde con la que creías. ¡Ah!, si te envían un mensaje desde Facebook, Twitter, Linkedin y demás, invitándote a que realices una acción, no hagas caso. Accede directamente en tu navegador a la página que soporta el servicio y allí tendrás el aviso, si es que existe.

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario