Batiburrillo.net

Inicio » Curiosidades » Sociedad » Dormir o no dormir, esa es la cuestión

Dormir o no dormir, esa es la cuestión

Dormir o no dormir, esa es la cuestión

No, no me he confundido a la hora de escribir el título de este artículo. Ya sé que el clásico soliloquio es diferente en su concepción: “ser o no ser, esa es la cuestión”. La frase entrecomillada surgió en el año 1600 como célebre composición lingüística, de cariz filosófico, en la conocida obra de William Shakespeare de título Hamlet. Y digo que no me he confundido porque los tiempos han cambiado y lo que era ya no es, y el mundo de hoy está regido por el trabajo, de ahí la razón de ser de mi aseveración. Y también porque, como seguramente sabréis, mas que el ser es el estar siendo, ya que el devenir marca dinamismo no la consecución de un estado (que no existe).

VER TAMBIÉN:   Seguridad en el trabajo

La razón del ser del título

Después de un día agotador, todos deseamos tumbarnos sobre la cama para disfrutar de un merecido descanso. Lo normal es que la mente se rinda al cansancio y el sueño se apodere de nosotros. Otra cuestión es si el ocaso se dibuja en la lejanía y la noche tiende su oscuro manto, pero el nerviosismo se apodera de nosotros y no somos capaces de conciliar el sueño. Está claro entonces lo apuntado en el título: “dormir o no dormir, esa es la cuestión”. Si dormimos, al levantarnos estaremos frescos y dispuestos a emprender una nueva jornada. Si no podemos obligar al sueño a que se apodere de nosotros, las horas, tras levantarnos de la cama, fluirán como componentes de un auténtico calvario.

VER TAMBIÉN:   ¿Te subirías a este autobús?


La importancia de dormir

Lo normal es que cuando nos metamos en la cama pensemos en lo que pasará mañana, lo que nos mantendrá en vela. Pero todo tiene solución, si no somos capaces de obligar al sueño a que se apodere de nosotros, recurriremos a engaños, a contarle a nuestro cuerpo que todo es posible. La modorra será el punto de partida para, no solo iniciar el descanso, sino también para liberar nuestra mente y prepararla para nuevas adquisiciones. De ahí la importancia de dormir y, si no somos capaces de hacerlo, recurrir a todo lo que esté a nuestro alcance para conseguirlo.

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario