Inicio » Varios » El Tema » Dos errores frecuentes: página sin título y mensaje sin asunto

Dos errores frecuentes: página sin título y mensaje sin asunto

Dos errores frecuentes: página sin título y mensaje sin asunto

Queremos referirnos a dos de los errores más frecuentes en Internet, centrados en la Web y en el correo electrónico, por tanto con incidencia distinta y con diferentes protagonistas. Por una parte están los diseñadores y gestores de sitios y páginas web, y por otra los usuarios normales, los que tienen una o varias cuentas de correo electrónico y, por consiguiente, además de recibir mensajes, también los envían. Existen algunos principios que se deben respetar en cada caso, y que no es así en muchas ocasiones.

Página sin título

Es auténticamente desalentador, sobre todo para el que mantiene un sitio web, el comprobar que, a pesar de todos sus esfuerzos, sus páginas están recibiendo muy pocas visitas, en algunos casos ninguna. ¿Cuál es la causa? Que dichas páginas no incluyen una de las meta etiquetas obligatorias, la que se ocupa de indicar a robots (bots) de indexación en buscadores y a visitantes humanos el título de las mismas. Si nos damos una vuelta por Google, Yahoo o Bing, por sólo citar los motores de búsqueda más populares, podemos encontrar una gran cantidad de resultados que muestran como título de la página las palabras “sin título” (en español, ocurriendo lo mismo en otros idiomas). Está claro que el diseñador web se olvidó de ponerle un título a la página (o páginas), el que va de acuerdo con su contenido. Las consecuencias son evidentes, las páginas aparecerán en los últimos lugares para las etiquetas o palabras clave que las definen.

Dos errores frecuentes: página sin título y mensaje sin asunto

Mensaje sin asunto

Cuando recibo un mensaje de correo que viene “Sin asunto”, que no aclara en pocas palabras de que va el contenido, lo envío directamente a la papelera. Ya sé que en las cartas tradicionales sólo hay que indicar el destinatario y su dirección, pero en Internet, los mensajes requieren de un “asunto”. De hecho, en los formularios insertados en algunos sitios web, si no se escribe, no se envía el mensaje. Siempre que se escribe un mensaje se debe indicar, además del destinatario o destinatarios, el asunto, el texto del mensaje y la firma del que escribe (me refiero al nombre y su dirección de correo, entre otros posible datos identificativos). Lo del texto del mensaje, lo mismo que el asunto, nunca debe faltar, aunque sean pocas palabras, ya que si no es así, si sólo se incluyen archivos adjuntos (imágenes, vídeos, presentaciones…), se corre el riesgo de que nuestra cuenta sea incluida en las listas de spam.

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario