Batiburrillo.net

Inicio » Matemáticas » La lógica » El ingenio de don Honorato

El ingenio de don Honorato

El sábado pasado nos reunimos un grupo de amigos para cenar. Después de haber disfrutado con la comida, repasamos los recuerdos.

El ingenio de don Honorato

Jaime nos habló de uno de sus modelos, del hombre al que más admira, de su abuelo, de don Honorato. Nos contó que su abuelo había estado, defendiendo a España, en la guerra de África. En Sidi Ifni lo detuvieron. Lo encerraron en un sótano. En una habitación con paredes de cemento pulido, suelo de arena, sin ningún mueble (u objeto semejante) y con una puerta blindada que era imposible abrir. A una altura de 3,5 m del suelo había un depósito con agua.

VER TAMBIÉN:   Watch Me Change, una foto diaria

Allí, el abuelo de mi amigo, llevaba ya dos días encerrado, sin comer ni beber. Miraba al depósito y la boca aún se le resecaba más.

Azuzó su ingenio, que era mucho, y consiguió llegar al depósito y saciar la sed. ¿Cómo lo hizo?

Solución en Comentarios

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Un comentario

  1. SOLUCIÓN

    El abuelo de mi amigo, utilizando todas las fuerzas que le quedaban, se puso a escarbar en el suelo. Iba amontonando la arena en montículos hasta conseguir uno de suficiente altura para acceder al depósito de agua.

    Así pudo proporcionar el agua suficiente a su organismo para sobrevivir. (A los cuatro días fue liberado).

Deja un comentario