Batiburrillo.net

Inicio » Curiosidades » Ciencia y tecnología » El robot que aprende a hablar como un bebé

El robot que aprende a hablar como un bebé

Que un robot sea capaz de aprender a hablar es algo que dentro de lo utópico, pero tras las experiencias realizadas por investigadores de la Universidad de Hertfordshire, en el Reino Unido, llegamos a la conclusión de que no es imposible. Aunque lo conseguido sea muy elemental, no podemos despreciarlo, ya que puede ser un paso previo a avances más amplios. Se ha conseguido que un robot, llamado DeeChe, sea capaz de hablar como un bebé de entre 6 y 14 meses después de entablar una conversación con humanos. Tras hablarle a la máquina como si se tratase de un niño de pocos meses, ésta comienza a emitir sonidos para, después de un corto aprendizaje, pronunciar palabras de una o dos sílabas.

DeeChe es un humanoide que contiene un software en el que se juega con la inteligencia artificial para emitir miles de sílabas, sin conexión aparente. Sólo se consigue que repita, de manera especial, lo que se le ha dicho. Tras unos minutos de ensayo, el robot comienza a repetir monosílabos o bisílabos. Logra entender el significado de palabras sencillas como empujar o levantar.

VER TAMBIÉN:   Diccionario

El robot que aprende a hablar como un bebé

El estudio está centrado en averiguar el proceso que se sigue para adquirir el lenguaje. Los investigadores pidieron a los participantes que no utilizasen frases sino palabras sencillas, de pocas sílabas. La investigadora Caroline Lyon, participante en el estudio, ha dicho: “Se sabe que los bebés son sensibles a la frecuencia de los sonidos en el habla, y estos experimentos muestran cómo esta sensibilidad se puede modelar y contribuir al aprendizaje de las palabras en los robots”.

Fuente | PloS ONE

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario