Batiburrillo.net

Inicio » Varios » ¡Exquisito! » Estamos en el centro de nuestro propio mal

Estamos en el centro de nuestro propio mal

Todos sabemos lo que es la Fotografía (con mayúsculas), un ente en el que se combinan la técnica y el arte con el fin de mostrar un instante, el que la cámara ha sido capaz de captar. Las fotos son las mejores muestras de los acontecimientos, vividos por unos, los protagonistas, y revividos por todos los que las contemplamos. La Fotografía contribuye notablemente a la hora de plasmar los sucesos que harán historia, acompaña intensamente a las palabras que relatan esos sucesos.

Pasión por la fotografía

Es la frase favorita de Robert, simplemente Robert, como el mismo nos dice. “Estamos en el centro de nuestro propio mal”. Es el autor de la fotografía que os ofrecemos. Vive en algún sitio de Alemania, no nos dice donde. Una muestra de su pasión la tenemos en esta imagen, que comenzó cuando sus padres le compraron una cámara analógica. Pasó el tiempo y lo viejo (antiguo) se cambió por lo digital. Sus viajes son una disculpa para ver y plasmar momentos irrepetibles.

VER TAMBIÉN:   iPhotoDraw, añade anotaciones a las imágenes

Estamos en el centro de nuestro propio mal

Una escuela sin recursos

La foto nos descubre un mundo que existe, pero no convive con el nuestro, porque está lejos y lo ignoramos. Nosotros nos quejamos porque tuvimos lo que ahora no tenemos, pero ellos no lo tuvieron nunca y disponen de muy pocas posibilidades de tenerlo alguna vez. Es una muestra de la miseria material, que no espiritual, con la que conviven muchas personas en el mundo, niños, adolescentes, jóvenes y mayores. La escuela no dispone de lo más elemental. No hay mesas suficientes. Y nosotros quejándonos, pidiendo lo que no es imprescindible.

Puedes ver más fotografías de Robert visitando su espacio en 1x.com.

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario