Batiburrillo.net

Inicio » Curiosidades » Estresados

Estresados

Se ha descubierto por qué estamos todos estresados:

Porque es imposible hacer en un día… ¡todo lo que hay que hacer en un día! Dicen que todos los días hay que comerse una manzana por el hierro y una banana, por el potasio. Todos los días hay que beberse dos litros de agua.

Estresados

A esto hay que sumar que todos los días hay que tomarse un Actimel para tener “L. Cassei Defensis”, que no sabemos qué carajo es pero -por lo visto- si no te comes un millón y medio todos los días, ves a la gente borrosa.

Todos los días hay que tomar una aspirina para prevenir los infartos y dos dedos de vino y un vaso de cerveza. Bueno, si te lo tomas todo junto, aunque te dé el infarto, ni te enteras.

Todos los días hay que comer fibra, mucha fibra, cuánta más fibra mejor. Hasta que consigas cagar una camiseta. Y también te tienes que comer una naranja, para la vitamina C.

Por supuesto, hay que hacer las tres comidas diarias, sin olvidarte que cada vez hay que masticar cien veces y después lavarte los dientes. Ya sabes que después de cada comida hay que lavarse los dientes, o sea después del Actimel los dientes, después de la manzana los dientes, después de la banana los dientes… y así hasta que te los desgastes.

En fin, que haciendo el cálculo, sólo en comer se te van cinco horitas.

¡Ah! se me olvidaba que si andas medio estreñido, no te olvides del yogur con Bio Puritas, (el famoso Bio Puritas debe ser como el aceite de castor de la abuela pero con más rico gusto).

Todos lo días hay que dormir ocho horas y trabajar otras ocho, más las cinco que empleamos en comer, veintiuno. Nos quedan tres, siempre que no te agarre algún piquete.

Curiosamente y según las estadísticas, vemos un mínimo de tres horas diarias la televisión. Pues ya no podemos, porque todos los días hay que caminar, por lo menos media hora.

Y hay que cuidar las amistades (porque las amistades son como una planta: hay que regarlas a diario y cuando te vas de vacaciones, debes acordarte de ellas).

VER TAMBIÉN:   Los edificios más feos del mundo

Además, hay que estar bien informado, así que hay que leer por lo menos dos periódicos todos los días, para contrastar la información. Esto último es de lo poco que llevo a rajatabla: todas las mañanas leo el Clarín y La Nación, como mínimo.

¡Ah!, y no nos olvidemos que hay que practicar sexo todos los días, pero sin caer en la rutina, por lo cual hay que innovar, que lleva su tiempo. Y ni qué hablar si es ¡tántrico! (por cierto, te recuerdo que después de cada comida hay que lavarse los dientes).

¡Ah!, después del yogur con Bio Puritas, también te tienes que lavar los dientes (a veces, después de tener sexo… también) y, de paso está bueno decir, se me había olvidado, que jamás debes olvidarte de pasarte el hilo dental.

También hay que buscar tiempo para barrer y no te digo ya si tienes perro o gato, o mascota alguna… lo mejor es suicidarte.

En fin, a mi me da 29 horas.

La única posibilidad que se me ocurre es hacer varias cosas a la vez, por ejemplo: mientras te duchas, puedes abrir la boca y así vas bebiendo agua. Y cuando salgas del baño, a la vez que caminas, mientras le vas haciendo el amor a tu pareja, con el cepillo de dientes en la boca, te atas una escoba en la cintura y vas barriendo. Y de paso que tu pareja que vaya viendo la televisión y te lo cuenta.

Te queda una mano libre: ¡llama a tus padres!… bebé vino… y cerveza… ¡Ahhhh! y el Bio Puritas te lo puede dar tu pareja mientras ella se toma el Actimel.

Por cierto, deberías ser más solidario y buscar algo de tiempo para dedicárselo a un AMIGO.

¿Quedó claro?

Menos mal que crecimos, porque si no, nos tendríamos que comer un Danonino todos los días, el del extra calcio ¡puuff!

Nota: Me llegó desde Argentina en el mes de octubre de 2005. Me lo pasó mi mujer a mi buzón de correo. A ella se lo había enviado su amiga Norma. Hasta hoy lo tenía en una de esas páginas pérdidas en Batiburrillo.net. Lo he recuperado para vosotros.

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario