Batiburrillo.net

Inicio » Varios » Redes sociales » Herramientas para la curación de contenidos
Herramientas para la curación de contenidos

Herramientas para la curación de contenidos

El marketing de contenidos, sin duda, ha calado ya entre todos los profesionales del sector como técnica basada en la creación y distribución de contenido relevante para los usuarios, cuyo objetivo es la fidelización de clientes y el posicionamiento web. En el ebook marketing de contenidos para empresas B2B podemos encontrar más detalle sobre esta estrategia.

Ahora bien, entrando en materia los curadores de contenidos son nuevos profesionales, vinculados al entorno 3.0, que se están convirtiendo en imprescindibles en el ámbito de la comunicación online. La curación de contenidos consiste en buscar, filtrar, organizar y compartir información útil y relevante para el público objetivo, de entre la ingente cantidad de datos que pululan por Internet.

Para llevar a cabo esa labor de filtrado y selección de información, los curadores disponen de novedosas herramientas que facilitan su trabajo. No obstante, no hace falta dedicarse profesionalmente a la generación de contenidos, para beneficiarse de las ventajas que ofrecen tales instrumentos. Estas aplicaciones nos ayudan a organizar y a seguir informaciones relevantes para nuestro ámbito profesional o gustos personales.

Scoop.it, Paper.li o Pearltrees son tres buenos ejemplos de este tipo de herramientas, que algunos denominan “plataformas editoriales participativas”. Los usuarios se encargan de difundir piezas interesantes entre la comunidad y de interactuar con la misma. Las ventajas resultan indudables: se gana visibilidad, reputación online y se consiguen nuevos contactos profesionales.

VER TAMBIÉN:   Diseña una portada de revista con Photo2Cover HD

Conozcamos las particularidades de estas tres herramientas de curación:

  • Scoop.it permite reunir, en forma de revista digital, las mejores referencias o artículos en torno a una temática concreta. En función del interés señalado por el usuario, la red sugiere contenidos y éste se encarga de seleccionar los que más le satisfacen. Se trata, por tanto, de una plataforma fundamentalmente participativa, marcada por la interacción entre el autor y sus seguidores. Además, los lectores pueden suscribirse a cualquier página Scoop.it y recibir las actualizaciones, además de sugerir al autor nuevos contenidos.
  • Paper.li, al igual que Scoop.it, es una red editorial que se fundamenta en la creación de un periódico digital, en torno a una temática específica. En este caso, los contenidos provienen de redes sociales como Facebook y Twitter. Así, la información se genera y organiza a partir de las cuentas personales del autor, de las de otros usuarios, de las listas creadas o desde palabras clave indicadas previamente. Pueden conformarse hasta 10 diarios distintos por usuario y es posible establecer las frecuencias de publicación (diaria, semanal etc).
  • Pearltrees, por su parte, es una red participativa en torno a marcadores sociales, que facilita a los usuarios visualizar sus sitios preferidos, como si de un mapa mental se tratara. Pearltrees almacena las webs seleccionadas en forma de perlas y éstas se agrupan en un gran árbol (de ahí el nombre). El resultado es una disposición intuitiva y de fácil configuración y manejo. Es posible buscar usuarios y temas por palabras clave y compartir las perlas y los árboles en redes sociales, blogs o vía mail.
VER TAMBIÉN:   Completa libreta de contactos para Mac

Aplicaciones como las analizadas adquieren cada vez más importancia, en un mundo saturado de información como el que nos ha tocado vivir. Las labores de búsqueda, selección y difusión se realizan de forma mucho más sencilla y cómoda, gracias a estas herramientas de curación y generación de contenidos.

Autora: Ángeles Carsi, CEO en websa100

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario