Batiburrillo.net

Inicio » Varios » ¿De qué se habla? » Kim Dotcom cumplió su promesa

Kim Dotcom cumplió su promesa

Fue exactamente un año después del cierre de MegaUpload, ayer, 19 de enero de 2013, el nuevo Mega entró en acción. Ya habíamos contado en distintos capítulos la historia de la gestación del nuevo servicio ofrecido por el excéntrico Kim Dotcom, el padre del servicio, que para algunos se trata de una versión especial de otros ya existentes pero utilizados con fines distintos, y que presentan ligeros matices diferenciadores, a mi modo de entender. Pienso que no podemos igualar, aunque sí tal vez comparar, a Mega con los populares espacios en la nube: Dropbox, Google Drive, SkyDrive o Box, por citar los más populares.

Opino que Mega pretende recuperar lo que un día fue MegaUpload, es decir, un servicio para compartir archivos de todo tipo, propios y no, archivos en los que se respetan los derechos de autor y en los que no se respetan. Los 50 GB ofrecidos en las cuentas gratuitas son el incentivo para que, muchos amantes de lo que ronda los límites de la legalidad, se pasen a las cuentas de pago, el fin que permitirá mantener el negocio, que es el único fin perseguido por el responsable de Mega.

VER TAMBIÉN:   MiniTool Power Data Recovery, para recuperar datos
Kim Dotcom cumplió su promesa
Página de inicio de Mega en español

A pesar de que Kim Dotcom quiere proteger sus espaldas con la norma o principio que indica que los únicos responsables de los archivos son los que los suben, no creo que esto sea válido. Basa su sistema en que cada archivo estará totalmente encriptado, protección que sólo podrá ser resuelta por el poseedor de la clave de descifrado, la persona que lo ha subido. ¿Y si dicha persona proporciona la clave en un fichero que acompañe al archivo, no tiene responsabilidad ninguna el responsable del servicio de almacenamiento?

Kim Dotcom advierte también, con el fin de proteger sus espaldas, que el susodicho método de encriptación impide que los motores de búsqueda indexen los archivos. El acceso a los mismos sólo podrá ser proporcionado por las personas que los han subido. ¿En qué se diferencia de los sistemas hasta ahora utilizados? La clave, permítaseme la redundancia, está al parecer en la clave.

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario