Batiburrillo.net

Inicio » Curiosidades » Sociedad » Labios desproporcionados

Labios desproporcionados

Labios desproporcionados

Algunas, y también algunos, no sé en dónde tienen el gusto. Dejan que la silicona destroce su rostro basándose en una estética equivocada, próxima al esperpento. Alguien dijo un día que cuanto más grandes sean los labios, mayor es la belleza. Está claro que el aserto estaría dentro de lo que podríamos bautizar como una perogrullada, sin faltarle al respeto a Perogrullo (personaje o ente fantástico al que se le atribuyen las susodichas, es decir, las perogrulladas). Está claro que todo tiene un límite, incluido el tamaño y la estructura de los labios.

Kristina Rei descubrió a sus quince años que sus labios eran muy pequeños. (Cada uno es libre de opinar lo que quiera, pero en este caso no es caso de grandeza, o mejor grandura, y más de proporción). La chica, ni corta ni perezosa decidió engordarlos, convertir sus labios en el centro en el que el resto de personas fijan la vista sobre su cara. Se sometió a cien inyecciones de silicona para convertir sus labios en desproporcionados. Sólo tenía 22 años cuando se sometió a las operaciones hace cerca de cuatro años. Su cara la podéis ver en la fotografías de arriba, la del antes y la del después.

VER TAMBIÉN:   Compra gratis en un supermercado para los que entraron desnudos

Jessica Rabit, el conocido personaje de dibujos animados, fue, al parecer, su inspiración. Consideró que los labios de la chica de abultados pechos eran fantásticos y, dicho y hecho, fue hinchando los suyos hasta alcanzar el aspecto que tienen ahora (o tenían a finales de 2011). Y al parecer no se quiere quedar ahí. Kristina Rei, de San Petersburgo, en Rusia, que dice que en la escuela la llamaban fea, va a seguir engordando sus morros. (No tenemos imágenes de la nueva versión). No está contenta con lo que tiene y quiere más. Los cerca de 6.200 dólares, 4.000 libras esterlinas, que se ha gastado no importan. El dinero es que menos vale, para ella, está claro.

VER TAMBIÉN:   Un camino equivocado

Visto en The Sun

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario