Batiburrillo.net

Inicio » Curiosidades » Los peligrosos implantes mamarios

Los peligrosos implantes mamarios

La naturaleza, por medio de nuestros padres, presta los mimbres que nos convierte en lo que somos y en lo que seremos. Debemos cuidarnos, no comer en exceso, no utilizar elementos nocivos ni modificar nuestra estructura corporal si no es necesaria una intervención quirúrgica para conseguir nuestra supervivencia. Nunca me gustaron las mujeres mentirosas (tampoco los hombres, pero ahora no viene a cuento) ni las que intentan engañarnos mostrando lo que no son. En este grupo incluyo a las que se someten o se han sometido a un implante mamario con el único fin de mostrar a los ojos de los demás lo que no poseen, de engañar.

Los peligrosos implantes mamarios

Acabo de leer en Le Monde dos noticias, Prothèses PIP : le gouvernement recommande un retrait pris en charge par la Sécu y Au Brésil, près de 25 000 femmes portent des prothèses mammaires PIP, en las que se habla de los riesgos que entrañan un determinado tipo de implantes o prótesis mamarias, las llamadas PIP, para 30.000 mujeres en Francia y 25.000 en Brasil. El ministro francés de Sanidad ha recomendado, con fines preventivos y no de emergencia, la eliminación de estos implantes. El sistema sanitario tratará de cubrir los gastos en la retirada de las prótesis.

VER TAMBIÉN:   Participa en el Desafío yu...

El gobierno brasileño aún no ha emitido ninguna recomendación. En el año 2010 este tipo de implantes habían sido prohibidos en Brasil tras los problemas que ocasionaban. Según las recomendaciones emitidas en ese momento por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria, fueron 10.000 las mujeres que se deshicieron de los añadidos. Brasil es uno de los países más propicios a los implantes mamarios. Cada año 100.000 mujeres se suben al carro del engaño.

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario