Batiburrillo.net

Inicio » Curiosidades » Ciencia y tecnología » Los premios actúan mejor que los medicamentos en los niños hiperactivos

Los premios actúan mejor que los medicamentos en los niños hiperactivos

En el año 1902 se diagnosticó pro primera vez el trastorno conocido como hiperactividad, una alteración de la conducta que afectaba y afecta a algunos niños. Los que la padecen desarrollan una gran actividad motora, moviéndose sin parar, sin un propósito definido. No son capaces de centrarse en una determinada tarea, al poco de iniciarla pasan a otra, sin fijarse ni recordar lo que estaban haciendo. Nunca son capaces de finalizar lo que iniciaron. Esta actividad exacerbada se incrementa cuando los niños se encuentran en presencia de otras personas, sobre todo si éstas son desconocidas para ellos. Cuando están solos se tranquilizan, pudiendo llegar a un cierto estado de relajación.

La hiperactividad y el tratamiento

Los niños que padecen déficit de atención e hiperactividad son, en la mayoría de los casos, cuando están diagnosticados, sometidos a un tratamiento en el que son fundamentales determinados medicamentos, como el Ritalin. Un grupo de científicos de la Universidad de Nottingham, en el Reino Unido, llevaron a cabo, hace más de cuatro años, una serie de experiencias en las que se midió la actividad cerebral en niños con TDAH. Se hicieron electroencefalogramas mientras los chavales se entretenían con vídeo juegos.

VER TAMBIÉN:   Nueva categoría para niños en Spotify, enfocada al aprendizaje

Los premios actúan mejor que los medicamentos en los niños hiperactivos

Jugando

Se ideó un juego que trataba de examinar las habilidades de varios niños, con TDAH y sin ella, para vencer conductas impulsivas a través de un sistema de premios y castigos. La evaluación de los niños hiperactivos se hizo con grupos sometidos a medicación y con otros sin medicar. Los resultados fueron similares, los premios o incentivos de conducta producían casi los mismos resultados que los medicamentos.

Dificultades en la aplicación del sistema

El problema surge a la hora de aplicar este sistema por parte de padres y profesores, ya que en muchas ocasiones les resultará muy difícil ejecutar esas retribuciones en el instante justo. En el momento en el que se arbitren métodos de actuación para gestionar los premios, los niños con problemas de atención, con acciones impulsivas incontroladas y aparentemente sin sentido, recibirán una interesante dosis de tranquilidad como sustituta del Ritalin y medicamentos similares. Aunque, según las primeras conclusiones, explicadas por la doctora Madeleine Groom y el profesor Chris Hollis, directora del estudio e investigador principal respectivamente, se deben combinar los medicamentos estimulantes y las estrategias conductuales.

VER TAMBIÉN:   Plastilina magnética tragándose un imán

Información

He encontrado la información para escribir este artículo en Biological Psychiatry.

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario