Batiburrillo.net

Inicio » Matemáticas » La lógica » Los viajes del monje budista

Los viajes del monje budista

Una mañana, exactamente al amanecer, un monje budista, comenzó la ascensión de una elevada montaña, siguiendo un estrecho sendero que serpenteaba alrededor de la montaña hasta un templo que, resplandeciente, brillaba en su cima.

El monje recorrió su camino con velocidad variable, deteniéndose muchas veces para descansar y tomar un poco de fruta seca que llevaba consigo. Muy poco antes de la puesta de sol llegó al templo. Pasados algunos días de ayuno y meditación, emprendió el camino de regreso, bajando por el mismo sendero por el que había subido, comenzando otra vez al amanecer, caminando con velocidad variable y haciendo a lo largo del día muchas pausas. Su velocidad promedio durante el descenso fue, evidentemente, mayor que su velocidad media de ascensión.

VER TAMBIÉN:   Un espeluznante dilema

Los viajes del monje budista

Demuéstrese que hay un punto en el sendero por el cual pasó el monje exactamente a la misma hora en los trayectos de ida y de regreso.

<< Solución >>

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario