Batiburrillo.net

Inicio » Curiosidades » Imaginación » Poema Materótico
Poema Materótico

Poema Materótico

Aunque se trate de un poema, y nuestro sitio no esté dedicado a la poesía, lo hemos incluido aquí por su naturaleza. Nos lo ha enviado hace ya algún tiempo (lo hemos recuperado de ese ingente grupo de páginas perdidas en Batiburrillo.net) Jesús Domínguez Salas, profesor de Física en Bachillerato y divulgador de la Ciencia (con mayúsculas) en sus páginas de Experimentos y Juegos de Ciencia (en estos momentos inactivas).

Poema

Quiero sacar el seno del ángulo de tu pecho volumétrico
rodear la circunferencia de tu hermosa geometría
dibujarte a pulso con mis manos…con mis dedos
a la sombra oscura del vértice de algún triangulo escaleno,

Guardaré la proyección de tu imagen circunscrita
en la cuarta dimensión de mi complejo pensamiento,
Recorriendo cada curva del área de tu cuerpo
cada trazo de tu espacio, cada punto, cada hueco.

Te llevaré suavemente por la directriz de mi tangente…
Introduciendo los términos del miembro entre paréntesis.
Haciéndote cómplice de cualquier error de cálculo.
En caso de perderme en las coordenadas de tu plano cartesiano.

VER TAMBIÉN:   A falta de batidora, bueno es taladro

Te complaceré eternamente hasta hacerte ver interrogantes.
Iterando diariamente, cuantas veces se requiera el ciclo.
Simplificando la potencia a su mínima expresión de regocijo.
Llegando juntos en el éxtasis, a los límites de lo infinito.

Una vez dejado el producto notable en tu matriz transpuesta.
Y reducida totalmente la potencia de mi diagonal transversa.
Quedaremos unidos para siempre por nuestra simetría
cumpliendo cabalmente con leyes, postulados y teorías.

Aspiro a ser tu binomio conjugado.
Y acariciar cada uno de tus bellos meridianos.
Me siento el complemento ideal de tu hemisferio.
Capaz de convertirte en mi trinomio cuadrado perfecto.

Si mis líneas paralelas encajan bien en tus perpendiculares.
Habremos despejado para siempre cualquier duda
tomaremos una decisión determinante y trascendente
juntando nuestras aristas, en base a la propiedad distributiva.

Daré al foco de tu cónica el cariño de mi elíptica
y al producto derivado de nuestro cariño matemático.
Aunque no estemos libres de eventos estocásticos
Nos amaremos como lados, de un triángulo equilátero.

VER TAMBIÉN:   La genialidad de Groucho Marx

Este planteamiento que no requiere revisión
porque es un teorema del que abunda la bibliografía
ha sido comprobado en muchos modelos miles de veces,
desde antes de que el hombre aprendiera a contar con los dedos.

(En este poema los números primos no tienen cabida
..son muy ventajosos…imaginarios y bastante irracionales)

Si finges no entenderme con esta explicación
me voy a poner bien paralelepípedo de sentimiento
ahogándome en copas de cifras confusas de cualquier marca
sin importar que repruebe el examen.

Me introduciré en cualquier centrucho de computo de dudosa reputación
y ahogaré mis penas algebraicas con cualquier prostituta numérica.
Le pediré que me acompañe a alguna bella cavernícola
Aunque la corteje a garrotazos,
le haga poemas con pinturas rupestres
y tenga que contarle con piedritas
cada beso que le de en su mejilla.

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

2 Opinan

  1. Jajajaja!!!
    Genial Fabriciano!!!
    Un afectuoso saludo pa<ra vos!!
    Lau.

Deja un comentario