Batiburrillo.net

Inicio » Varios » De todo » Proyectores, educación y conferencias o charlas

Proyectores, educación y conferencias o charlas

Hoy, los centros educativos, disponen de varios dispositivos tecnológicos que ayudan a los profesores en su labor. En algunos, la tradicional aula de informática se utiliza de manera ocasional, ya que en muchas clases el profesor o profesores disponen de un ordenador, con características de servidor, que sirve como ayuda a la hora del desenvolvimiento curricular. Habitualmente está conectado a una pizarra virtual. Los alumnos disponen de pequeños ordenadores o netbooks (los más afortunados tienen tablets) conectados a Internet y controlados por el profesor de manera individual o a través del servidor. Los estudiantes disponen de las herramientas necesarias para dar vida a las propuestas que encontrarán en la red, como pueden ser las WebQuest. Pero aún hay más.

Sin proyectores la educación está coja

Los ordenadores contribuyen positivamente en el proceso educativo, pero hay otros elementos, más tradicionales, que también ayudan. En este grupo se encuentran los proyectores, necesarios para descubrir lo que encierran documentales o imágenes de arte, de ciencias naturales, de historia, de todas las áreas que conforman la programación. Los responsables de centros educativos, tratando de obtener el máximo beneficio de su presupuesto, necesitan en muchas ocasiones disponer de información que les ayude a conseguir el proyector o proyectores que se adapten a sus necesidades. Les recomendaría que ocupasen parte de su tiempo en mirar proyector Epson aquí. Así podrán encontrar el proyector ideal a conectar al ordenador del profesor o al DVD que está olvidado sobre una mesa de la biblioteca escolar.

VER TAMBIÉN:   La aspiradora y el perro

Proyectores, educación y conferencias o charlas

Conferencias o charlas y proyectores

Un proyector es el dispositivo ideal, muchas veces necesario, que actúa como ayudante de un conferenciante. Si asistimos a una charla, no importa el tema o temas tratados, veremos que la persona se ayuda de un proyector, generalmente conectado a un ordenador o a un reproductor de DVD. Los contenidos mostrados actúan como acompañantes de la palabra, confirmando el celebre adagio “una imagen vale más que mil palabras”. De ahí la riqueza de la palabra, las imágenes y el audio que suministran los proyectores.

Si tienes que tomar la decisión de adquirir un proyector (o más de uno) y no sabes por donde empezar, puedes comenzar escribiendo la palabra (o palabras) en un buscador e ir analizando los resultados. Seguro que, con paciencia, sin prisas, encontrarás el que mejor se adapta a tus necesidades. Puedes dar inicio a tus indagaciones examinando la propuesta que te he hecho más arriba.

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario