Batiburrillo.net

Inicio » Varios » El Tema » Trucos de belleza
Trucos de belleza

Trucos de belleza

Son diez trucos de belleza muy especiales. No se refieren a la belleza externa sino a la interna, a lo que hace que las personas sean diferentes. El cuerpo sólo sirve de continente. La forma de ser, la manera de actuar, las capacidades de comunicación, la nobleza, la educación son valores que hacen que una persona sea diferente, que sea única. La ternura, la bondad, el amor hacia los demás, el compañerismo… La belleza está en el corazón.

  1. Para conseguir unos labios atractivos di palabras de ternura.
  2. Para conseguir unos ojos preciosos, busca lo que hay de bueno en la gente.
  3. Para conseguir una silueta esbelta comparte tu comida con los que pasan hambre.
  4. Para tener un pelo bonito deja que un niño pase sus dedos por tu cabello una vez al día.
  5. Para tener una buena pose camina sabiendo que nunca caminas solo.
  6. La gente, mucho más que las cosas, debe ser restaurada, revivida, reclamada y redimida; nunca deseches a nadie.
  7. Recuerda, siempre que necesites una mano que te ayude la encontraras en el extremo de tu brazo.
    Cuando vayas envejeciendo descubrirás que tienes dos manos: una para ayudarte a ti mismo y la otra para ayudar a los demás.
  8. La belleza de una persona no está en la ropa que lleve, la figura que tenga o en cómo se peine.
    La belleza de una persona debe ser buscada en sus ojos, que son la puerta de acceso a su corazón, el lugar donde reside el amor.
  9. La belleza de una persona no está en los rasgos de su cara, su verdadera belleza se refleja en su alma.
    Está en el cuidado que da con amor, en la pasión que muestra.
  10. La belleza de una persona aumenta con el paso de los años.
VER TAMBIÉN:   Nace BitTorrent Now, plataforma de música y vídeo en streaming

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario