Batiburrillo.net

Inicio » Matemáticas » La lógica » Un pasota en la Plaza Mayor

Un pasota en la Plaza Mayor

– Oye, tío, pues aquí donde me ves, mi rollo son las monedas. Cuando veo una así, como rara, es que me sublimo, vamos que me pongo, tío, que no me cubico. Me viene al coco todo el asunto carroza, ¿entiendes de lo que va?, y no sé, tío. ¿Vale?, pues eso.

Un pasota en la Plaza Mayor

De aquesta guisa se expresaba el que se autodenominó Ilmo. Sr. Don Feliciano Fuertes Casarredonda, Inspector Jefe de los Servicios de Seguimiento de la Lengua, en animado diálogo con Jaime, muy aficionado también a la numismática.

– ¡Qué cosa tío! El domingo hice un negocio salvaje. Por un talego (6 euros) le compré a un gitano esta moneda. Mírala bien, porque te vas a quedar absolutamente estatuario. Fíjate, por este lado se ve la cara del Emperador Augusto, ¡cosa mala, tío!, y una fecha, año 27 antes de Cristo. El gitano la encontró cerca de Sevilla. ¡Obnubilante! Esto debe valer cantidad de pasta. Por la otra cara…

VER TAMBIÉN:   Cuidado con los hombres lobo

– Un momento – le interrumpió Jaime -. Esta moneda es falsa.

– Vaya un corte, ¿no? – respondió el lingüista con asombro.

¿Sabes por qué la moneda es falsa?

___________

Nota: Este problema viene en el libro Comecocos, escrito por Juan José Rivera Gómez y publicado en el año 1981.

<< Solución >>

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

3 Opinan

  1. Yo creo que si Augusto empezó a gobernar en el 27 ac difícilmente habría ya monedas con su cara y no llego hasta Sevilla en el 31ac, no?

Deja un comentario