Batiburrillo.net

Inicio » Curiosidades » Sociedad » Un sueño para la escuela

Un sueño para la escuela

Disponte a leer lo que viene más abajo, no te arrepentirás. Se trata de una serie de sueños que he encontrado en Gracias maestros, un libro pequeño en tamaño pero enorme en contenido. Se trata de una obra, escrita por Juan Carlos López Rodríguez, indispensable para todos los que queremos seguir haciendo descubrimientos cada día.

Un sueño para la escuela

La autora de este sueño para la escuela es Ángeles Gallego. Ha sabido plasmar en pequeñas frases profundos pensamientos. Yo también sueño con que algún día la escuela sea así, para el bien de la sociedad.

Sueño con crear una escuela especial:

  • Una escuela que sea posible pintar de colores y, entre todos, aulas y pasillos.
  • Una escuela abierta a la risa y a la esperanza.
  • Una escuela en la que la calidad humana sea el distintivo de toda relación.
  • Una escuela en la que todos tengamos algo que enseñar y algo que aprender, incluso de aquéllos que nos parecen menos dotados.
  • Una escuela en la que cada uno encuentre su lugar.
  • Una escuela capaz de desdramatizar los momentos más tensos del día con una carcajada y, a la vez, paralizarse ante el dolor de cualquiera.
  • Una escuela viva con la que todos, en nuestros primeros años. soñamos alguna vez…
  • Una escuela en la que se miman y se potencian los encuentros personales.
  • Una escuela en la que cabemos todos: grandes y pequeños, listos y torpes. trabajadores y vagos, porque juntos podemos mejorarnos y ser distintos.
  • Una escuela en la que no hay vencedores ni vencidos, sino gente que busca su camino.
  • Una escuela que se felicita por los progresos, pero no descansa hasta que encuentra soluciones válidas para las mayorías y para las minorías.
  • Una escuela en la que el diálogo y la escucha sean los caminos para hacer o dejar de hacer.
  • Una escuela realista que prepara para vivir hoy, pero no deja de soñar con el mañana.
VER TAMBIÉN:   Respetando las normas

Esta escuela que sueño, celebra cada día la maravilla de la vida y trabaja, confiada, sostenida por el aliento de los suyos. Incluso le sería posible oír a todos los latidos y leer en los silencios.

Juntos podemos hacer una escuela así…, si nos empeñamos.

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario