El Tema

Cómo deben utilizar los niños los dispositivos móviles

Nunca se pueden realizar afirmaciones tajantes, sobre todo cuando tienen un carácter negativo. De ello hablamos a continuación, defendiendo el uso activo del móvil por parte de niños.

Cómo deben utilizar los niños los dispositivos móviles

Lo vemos en la calle, en la cafetería y también casa. Hoy los niños, podemos afirmar rotundamente, nacen con un dispositivo móvil entre sus manos, un teléfono mas que una tablet. Para muchas personas esto es negativo, pero no es del todo cierto. El proceso de aprendizaje incluye un complejo sistema en el que juegan elementos y métodos didácticos. Nadie puede negar que las nuevas tecnologías entrañan riesgos pero también suministran componentes que contribuyen al desarrollo de niños, adolescentes y jóvenes.

Internet entraña riesgos, sobre todo para los que utilizan la red de redes sin control. Los niños no poseen todavía capacidades para discernir entre lo que es bueno y lo que es malo para ellos. Por ello es fundamental que los padres controlen el uso que hacen de un dispositivo móvil sus hijos. Además del control parental, apoyado en varias aplicaciones que contribuyen a la consecución de fines predterminados, también es importante el vigilar el tiempo de uso que los menores hacen del móvil.

No podemos, como padres responsables, tomar medidas tajantes que impidan que nuestros hijos pequeños puedan interactuar con los móviles. Si analizamos la propuesta hecha por académicos británicos y secundada por profesores de Estados Unidos, expuesta en The Wall Street Journal, podremos comprobar que existen dos tendencias a la hora de la utilización de un móvil por parte de los niños. Uno, el uso pasivo, se centra en el consumo de contenidos de todo tipo, desde el examen de vídeos hasta el uso incontrolado de programas de entretenimiento, sin pies ni cabeza. Otro, el uso activo, que se centra en la utilización de contenidos, sin desdeñar los juegos, que persiguen un fin centrado en el aprendizaje.

En muchos casos es más negativo para un niño sentarse delante de un televisor y ver todo lo que sale en la pantalla que coger un teléfono móvil y ponerse a jugar. Muchos juegos, como ya hemos apuntado, tienen un fin didáctico, contribuyen al desenvolvimiento cognitivo, lo que es totalmente positivo.

Está por tanto claro que los niños pueden y deben utilizar un móvil de manera controlada. Siempre que lo empleen en el aspecto indicado de uso activo obtendrán beneficios. Lo que nunca se debe consentir por parte de los padres o tutores de los niños es el uso incontrolado. El móvil, está claro, no es el único objeto a utilizar en el aprendizaje, también son necesarios los libros, como elementos necesarios en las tareas diarias, pero es un complemento que puede tener un carácter altamente positivo.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *