Inicio » Varios » Observatorio » Crean una mochila que genera electricidad al andar

Crean una mochila que genera electricidad al andar

Una mochila que genera energía a partir del movimiento que se realiza al andar ha sido desarrollada por un equipo de la Universidad de Pensilvania. La energía obtenida por este sistema hace funcionar simultáneamente un reproductor de música MP3, una agenda PDA, un equipo de visión nocturna en 3D, un GPS, un decodificador de imágenes y un teléfono móvil. Asimismo, puede servir para alimentar un ordenador portátil o para encender una lámpara. Aunque sólo existe de momento un prototipo, las aplicaciones de esta mochila se orientan a soldados en campo de batalla, exploradores y científicos de campo.

Dar un simple paseo puede convertirse en una entretenida fórmula para « cargar nuestras pilas », y no sólo en sentido figurado. Un equipo de investigadores, tal como se explica en un comunicado de la Universidad de Pensilvania, ha creado una mochila capaz de producir energía a partir del movimiento que se realiza para caminar.

MochilaLa energía obtenida por este sistema es suficiente para hacer funcionar simultáneamente un reproductor de música MP3, una agenda PDA, un equipo de visión nocturna en 3D, un GPS, un decodificador de imágenes y un teléfono móvil. Asimismo, puede servir para alimentar un ordenador portátil o para hacer funcionar una lámpara, todo ello con el adecuado aprovechamiento tecnológico del simple acto de andar.

El original sistema para obtener energía del acto de caminar va instalado en una mochila preparada para transformar la energía mecánica del paso en energía eléctrica, que puede ser usada mientras está siendo generada –según se camina- o que puede almacenarse en baterías para su uso posterior, lo que serviría para remplazar otro tipo de baterías más pesadas.

Se calcula que la cadera se mueve alrededor de cinco centímetros a cada paso con un desplazamiento en la misma dirección vertical de la mochila. Su movimiento es como el de un péndulo invertido. Andando a buen ritmo, se pueden generar hasta 7,4 vatios de electricidad, gracias a un generador añadido, tal como explica al respecto la revista Science. Esa cantidad de energía es 300 veces mayor que la obtenida por otros dispositivos de generación eléctrica instalados, por ejemplo, en los zapatos de un caminante.

Los investigadores, un equipo del Departamento de Biología de dicha universidad, liderados por Lawrence C. Rome, han conseguido de esta forma sacarle partido al movimiento de las caderas gracias a la mochila, que está formada por una especie de armadura rígida que, en lugar de fijarse en la cadera, se conecta a ésta por medio de una placa que registra los movimientos a través de unos resortes.

  Chapuza soberana

Labores en áreas remotas

La placa se desplaza por unos raíles que transmiten el movimiento a un generador que produce la electricidad. Una serie de baterías permiten el almacenamiento de la energía. Este sistema de resortes hace que sea más cómodo llevar la mochila y el peso de las baterías, por lo que se reduce el coste energético de la caminata.

La marina estadounidense ya se interesó por esta tecnología durante la guerra de Afganistán para facilitar el trabajo de los soldados, que tenían que llevar pesadas baterías para sus aparatos, lo que desvela una de sus utilidades inmediatas.

El sistema también puede ayudar a científicos que realicen investigaciones de campo, a exploradores o personal de apoyo en desastres. Todos podrían hacer su trabajo sin necesidad de cargar con el peso de las baterías recargables, permitiéndoles realizar su labor con mayor libertad en áreas remotas.

Según los expertos, se calcula que las baterías suponen en la actualidad una cuarta parte de la carga que todos estos profesionales deben arrastrar en expediciones prolongadas. Por esta razón, sus creadores planean sacar pronto una versión comercial, aunque de momento el proyecto no es todavía más que un prototipo.

Próximo modelo ergonómico

La mochila –de entre 20 y 28 kilos- ha sido ya probada por seis voluntarios varones, para asegurar que su peso no requiere un gasto adicional de energía para el cuerpo. Se descubrió que, para cargarla, no se necesita un extra de energía metabólica del organismo, y que las baterías pueden recargarse tanto si se anda más rápido como si se porta más peso. La intención de los científicos es desarrollar un modelo de mochila más ergonómico que el del actual prototipo.

El biólogo Lawrence C. Rome y su equipo está especializado en el estudio del movimiento de los huesos a partir de la actividad muscular en el caso de los peces y las ranas. Según Rome, a lo largo de la historia, el ser humano ha desarrollado objetos pasivos que aprovechan los movimientos musculares y que son muy útiles, como los esquíes.

La mochila con batería incorporada es otro de estos objetos, capaz de sacar un rendimiento añadido al esfuerzo muscular. La empresa Lightning Packs LLC, de Pensilvania, ha apoyado el proyecto para el desarrollo y perfeccionamiento del modelo a partir de los primeros avances.

Fuente: Tendencias Tecnológicas
Autor: Yaiza Martínez

Nota: La noticia es del mes de septiembre del año 2005. La recuperamos para todos vosotros.

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.