Inicio » Varios » Momentos » Cuidado con el charco

Cuidado con el charco

Un charco es un charco, eso lo sabemos todos. En la mayoría de las ocasiones no sabemos lo que hay bajo la superficie de agua, generalmente sucia. Si además un charco se ha formado en el hueco de un bache, los riesgos son mayores. Y hablo de riesgos para referirme a lo que se esconde en el agujero. No sabemos si es pequeño o grande, si tiene poca o mucha profundidad. Así que lo mejor es no arriesgarse…

Cuidado con el charco

El individuo del vídeo no leyó nuestras recomendaciones, es evidente, aunque debía intuir, ¡ya no es un niño!, lo que podía ocurrir. Pero algunos llevan la aventura en la sangre, no les importa asumir riesgos ni mojarse los píes, aunque el ambiente no invite a ello. ¿Qué pasaría si bajo el agujero que oculta el agua se escondiese un camino sin fin hacia el infinito?

  El hombre que pierde la cabeza

No es el caso, pero casi, casi… Se quiso hacer el gracioso. “Fijaos como me mojo los píes”, parece decir. Y claro que se los mojó, los píes, las piernas, la cintura y todo lo demás. Gracias que estaba cerca uno de sus compinches para rescatarlo. ¿O será todo un montaje? Algunos no saben lo que hacer por salir en YouTube. ¿Harías tú lo mismo?

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.