El áspid de Cleopatra (Solución)

El esclavo le dio la vuelta al joyero, lo puso cara abajo. Corrió la tapa lo justo para dejar caer unos cuantos diamantes. Volvió la tapa a su posición, colocó otra vez el joyero como estaba y se llevó las gemas.

<< Enunciado >>

Lee también:  De Madrid a Compostela
Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar