Inicio » Curiosidades » Sociedad » El incumplimiento de las normas y las faltas de respeto

El incumplimiento de las normas y las faltas de respeto

El incumplimiento de las normas y las faltas de respeto

En España, y en otros muchos países, hay muchos ciudadanos que con total descaro se saltan todas las normas establecidas. No respetan nada ni a nadie. Lo hacen porque se creen los amos del chiringuito, se consideran únicos. Son personas (si podemos considerarlas como tales) que piensan que lo que está establecido no les atañe, no entienden que esos principios están diseñados con el fin de favorecer la existencia de todos. A pesar de que en ocasiones se descubren sus atropellos, no les importa. Si alguien les llama la atención aún tienen más que decir.

Algo tan simple como depositar un papel o el envoltorio de un bocadillo en una papelera, no es entendible por parte de muchos padres e hijos, a pesar de que maestros y profesores intentan por todos los medios hacérselo comprender. Si lo que los alumnos aprenden en clase no se reafirma en casa, no tiene ningún valor. Esto y mucho más alimenta el contenido de este artículo, seguro que habrá mucho más, por ello os invitamos a que contribuyáis con vuestras aportaciones en los comentarios.

Las normas incumplidas

  • Escupir en la calle.
  • No recoger la mierda que las mascotas dejan en la acera o en el jardín.
  • Orinar sin recato en una esquina.
  • Asaltar un salto de cebra sin fijarse si viene algún vehículo. (Hay muchos transeúntes que consideran que los pasos de cebra son prolongaciones de la acera y que los conductores deben considerarlos como tales).
  • No respetar los pasos de cebra (como conductores) cuando una o varias personas han iniciado el cruce.
  • Aparcar el coche en cualquier lugar: vados, zonas destinadas a inválidos, lugares expresamente prohibidos…
  • Sacudir trapos, sábanas, alfombras y demás por la ventana.
  • Dejar que los niños pequeños se muevan libremente en supermercados, cafeterías, restaurantes y similares, molestando a las personas que están comprando, comiendo o disfrutando de un aperitivo.
  • Circular en coches, motos y bicicletas por calles y avenidas a velocidades superiores a las permitidas.
  • Pasar semáforos en naranja (y hasta en rojo).
  • Circular en bicicleta por aceras y zonas peatonales sin control, a velocidades no deseables.
  Tendinitis provocada por el excesivo uso de WhatsApp

NOTA: Sé que hay muchas más normas que no se cumplen. He escrito el artículo a vuelapluma y se me han quedado muchas en el tintero (bajo el teclado). Por ello repito la invitación, os animo a que colaboréis aportando las que no he escrito. Más abajo tenéis las sección de comentarios.

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.