El Tema

Fracaso total de la versión 1809 de Windows 10. Recuerda a Windows Vista

Dicen que esta actualización se asemeja mucho a Windows Vista, la peor versión de toda la historia del sistema operativo de Microsoft.

Fracaso total de la versión 1809 de Windows 10. Recuerda a Windows Vista

Durante este mes de octubre de 2018 se ha llevado a cabo, hace solo unos días, una actualización de Windows 10 que solo ha producido y sigue produciendo fallos. De hecho Microsoft la retiró, pero tardó en hacerlo con lo que han sido muchos los usuarios que han instalado la citada actualización y ahora su ordenador muestra fallos constantemente.

Versión 1809 vs Windows Vista

Algunos, recordando tiempos pasados, comparan a la versión 1809 de Windows 10 con Windows Vista que, con Windows Millenium (Windows Me), fue uno de los mayores fracasos de Microsoft en toda su historia. El rendimiento de los equipos cayó en picado y los fallos fueron constantes con Windows Vista. Ahora, para muchos de los usuarios de Windows 10, está pasando lo mismo.

Se trata de la actualización con más errores. El día 2 de octubre comenzó, para todos los que tenían activadas las actualizaciones automáticas en Windows Update, el gran desaguisado. Los fallos comenzaron a multiplicarse por doquier. Solo hay que escribir en Google versión 1809 de Windows 10 para descubrir la mayoría de los fallos. Cuando Microsoft se dio cuenta de lo que estaba pasando para muchos ya era demasiado tarde. A algunos solo les quedó una solución: formatear su ordenador e instalar de nuevo Windows 10.

Eliminación de la actualización

El error critico que marcó la toma de decisión de Microsoft, la eliminación de la actualización, surgió tras comprobarse que muchos de los archivos almacenados en la biblioteca eran borrados sin ton ni son. Y no es el único problema, cada día surge uno nuevo. Lo dicho, volvemos a Windows Vista, mejor, a la falta de consistencia de la versión obsoleta del sistema operativo de Microsoft.

Está claro que la puesta en escena de esta actualización fue una decisión arriesgada. No se llevaron a cabo las suficientes pruebas para sacarla a la luz, y ya sabemos cuales son las consecuencias. Habría que esperar, y comprobar que lo que se ponía en escena era estable y confiable para todos los usuarios.

Microsoft no se ha pronunciado al respecto tras retirar la actualización. Se supone que estará trabajando en una versión estable que, además, sea capaz de solucionar los fallos en los ordenadores que tienen instalada la actualización de Octubre 2018.

Muchos usuarios desconfían y, tras desactivar actualizaciones automáticas en sus equipos, esperarán a que la nueva versión muestre que no produce ningún fallo. Solo Microsoft podrá informar al respecto e indicar si se debe llevar a cabo la actualización con total tranquilidad.

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *