Inicio » Curiosidades » Sociedad » La historia de una furgoneta
La historia de una furgoneta

La historia de una furgoneta

Al ver la imagen que tenéis en la parte superior algunos os echaréis las manos a la cabeza, otros esbozaréis una sonrisa, y habrá también algunos a los que se les dibuje un signo de interrogación en la frente. De hecho lo que vemos es al menos curioso, se sale fuera de lo común, rompe todos los cánones del transporte. ¿Cómo se ha llegado a hacer el montaje que vemos?

Cada uno se puede imaginar lo que quiera y urdir una historia que tal vez roce lo inverosímil, o quizás haga lo que yo hice, convirtiendo lo aparentemente complicado en simple. Para entenderlo os propongo que vatamos de arriba a abajo, justo lo contrario de lo que se hace habitualmente, pero que aquí no nos vale. ¡Comencemos!

La furgoneta verde se averió y su propietario (o conductor) llamó al del pequeño camión blanco con el fin de que transpostase su vehículo estropeado. Todo iba bien hasta que el camión blanco se estropeó también, entonces vino otro más grande, el que tiene pintado en el lateral (y suponemos que en el frente) el letrero Commercial Trading. La cuestión ya tiene su aquel, pero no se queda ahí.

  El incumplimiento de las normas y las faltas de respeto

Creo que no es necesario que cuente el resto de la historia, os la dejo a vosotros. Es una repetición de todo lo anterior, añadiendo un camión más grande al guión. ¿Se estropeará éste también? Suponemos que no, todo tiene un límite.

NOTA: Presuponemos que en cada paso se utilizó una grúa cada vez más grande para subir vehículo o vehículos a la caja del nuevo medio de transporte. ¿O fueron subiendo uno a uno? Creo que no, sino no habrían hecho el montaje que vemos. Los artífices del tinglado eran unos vagos o, tal vez, pretendiesen pasar a formar parte del Guinness World Records.

He descubierto la fotografía, hace ya algún tiempo, acompañada de un pequeño comentario, en BoingBoing. (Tenía la referencia guardada en el baúl). La imagen está en imgur.

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.