Herramientas

La necesidad de disponer al menos de una cuenta de correo electrónico

Aunque dispongamos de cuentas en las redes sociales, no está de más el disponer de una cuenta de correo electrónico. ¿Veamos por qué?

La necesidad de disponer al menos de una cuenta de correo electrónico

La mayoría de los que utilizamos Internet estamos (están) subyugados por las redes sociales. Hay personas, tanto jóvenes como ya maduras, que están todo el día con el móvil en ristre para ver lo que está ocurriendo en Facebook, Instagram y Twitter, y también examinando lo que llega a WhatsApp, y enviando mensajes a través del más popular programa de mensajería. En los ordenadores ocurre otro tanto de lo mismo, sobre todo en lo referente a las redes sociales. Pero está claro que no es el único sistema de comunicación, hay más.

Sobre el correo electrónico

El correo electrónico nació casi al mismo tiempo que Internet y, a pesar de la popularidad de los otros sistemas, sigue siendo un medio muy utilizado. No solo sirve para enviar y recibir mensajes o emails, sino también para transmitirlos acompañados de archivos, sobre todo imágenes y documentos de texto. De ahí la necesidad de disponer al menos de una cuenta de correo electrónico. Aún se siguen utilizando los servicios clásicos, como el correo Hotmail o el que ofrece Google con Gmail.

Algunos se preguntarán que sentido tiene utilizar los mensajes de correo electrónico como sistema de comunicación personal, ya que las redes sociales y los programas de mensajería pueden realizar la misma labor. La respuesta es clara, no es lo mismo enviar y/o recibir un mensaje de correo electrónico que escribirlo en Facebook, y ya no digamos en Twitter. La confidencialidad es distinta, aunque el mensaje enviado a través de las redes sociales sea privado, y la facilidad de uso es mejor en el programa de correo, tanto que sea en la web como en un cliente específico, instalado en el ordenador o en el dispositivo móvil.

Cualquiera puede enviar y recibir correos electrónicos utilizando la página web que cada servicio tiene habilitada al respecto, o utilizando un cliente de escritorio en el ordenador o en cualquier dispositivo móvil. Así, si disponemos de un ordenador con Windows 8, 8.1 o 10 ya tenemos uno que viene instalado por defecto, lo mismo ocurre con Mail en ordenadores Mac. Algo similar ocurre en dispositivos móviles Android e iOS. Pero también existe la posibilidad de instalar otro cliente, como puede ser el popular Thunderbird.

Cómo habilitar una cuenta de correo electrónico

Para habilitar una cuenta de correo electrónico en cualquiera de los servicios existentes hay que seguir los pasos siguientes:

  • Acceder a la página de registro y crear una cuenta. Habrá que elegir un nombre para la misma, que no esté ya ocupado, y una contraseña de acceso. Habrá así mismo que indicar los datos personales solicitados. También es conveniente indicar un número de teléfono móvil, que servirá para recibir un mensaje, en el que se envía una clave, cada vez que se inicia sesión en un medio no habitual.
  • En el caso de que se quiera habilitar la cuenta en un cliente de correo electrónico, solo hay que seguir el asistente que se ofrece. Habrá que indicar la dirección de correo electrónico, la contraseña de acceso y si se va a utilizar el protocolo POP3 o IMAP. Lo normal es que la aplicación se ocupe de establecer el resto de los ajustes.

Leer también

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario