Inicio » Varios » El Tema » La peligrosidad del mercurio, ¿mito o leyenda?

La peligrosidad del mercurio, ¿mito o leyenda?

El mercurio es el líquido más pesado que existe. Un litro de este material, en condiciones normales de presión y temperatura, tiene un peso de 13,6 kg. Han sido muchos los que han alarmado a la población sobre los peligros que para la salud supone esta sustancia. Ello trajo consigo que algunos aparatos o dispositivos, como los termómetros clínicos, cambiasen su estructura y funcionamiento y, en consecuencia, eliminasen el mercurio como componente fundamental. Y no fueron los únicos.

Termómetros

El mercurio en si no encierra ningún riesgo, no es tóxico, pero uno de sus derivados, el metilmercurio, si que es muy peligroso para nuestra salud. El metilmercurio se forma en la sedimentación marina de los residuos de mercurio. Las algas absorben esta sustancia, los peces se alimentan de las algas y nosotros, los humanos, comemos pescado. Cuando el metilmercurio llega al organismo humano provocará graves alteraciones, al depositarse en los tejidos, que puede ocasionar la muerte.

  Subir, compartir y buscar presentaciones de diapositivas

En la historia reciente se conoce el caso de Minamata, una población de la isla japonesa de Kiu-Shiu, en donde entre los años 1951 y 1960 fallecieron varias personas, alrededor de 45, que se alimentaban fundamentalmente de pescado. Se supo que el origen del mal que provocó las muertes fue el mercurio, vertido en la bahía por parte de algunas fábricas, que produjo la contaminación explicada en el párrafo anterior.

A raíz de la conocida como enfermedad de Minamata, se tomaron medidas a nivel mundial con el fin de que el mercurio no fuese utilizado como componente de diferentes productos y dispositivos así como en distintas aplicaciones. Aunque hoy existen métodos para eliminar el mercurio en los vertidos, no siempre se utilizan. Si se utilizasen estos métodos o procesos, el mercurio podría seguir empleándose sin problemas.

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

3 Opinan

  1. Este artículo puede llevar a confusión. Es cierto que el metilmercurio es mucho más tóxico (de hecho letal) que el mercurio, pero el mercurio per sé produce gases tóxicos cuando supera una temperatura de 40º (pese a que sea combinándose con otros elementos).

    Te recomiendo que eches un vistazo a este artículo: Nunca juegues con mercurio

    • Veo que mi artículo no ha sido muy afortunado. Lo tendré en cuenta.

      No estoy de acuerdo con que el título sea amarillista y el artículo tendencioso. Esa no era mi pretensión al escribir el post y sigo opinando lo mismo, que no lo es. No intento ser catastrofista, justo lo contrario. En lo que sí estoy de acuerdo con respecto a vuestras críticas, es que la información es parcial, no he pretendido hacer un completo estudio (ni podría hacerlo) sobre la contaminación que produce el mercurio. Me he centrado en la incidencia de los derivados de dicho producto en las aguas. Tendría que incluir, eso sí, el dimetilmercurio al lado del metilmercurio.

      No he analizado lo que podría ocurrir si se produjese un incendio en un lugar en el que se almacenase o hubiese gran cantidad de mercurio. Tampoco era esa la pretensión de mi artículo. Insisto, es una humilde reseña sobre la incidencia del mercurio en los fondos marinos.

      Saludos a cavalleto y Milhaud.

  2. Lo siento pero me parece amarillista el título y tendencioso el artículo en general.

    El Mercurio es tóxico en el 100% de los casos, no se cómo te atreves a decir que el mercurio en sí no es tóxico, en serio.

    El metilmercurio es un caso popular de intoxicación, pero mucho menos mortal que el dimetilmercurio (la neurotoxina más mortal que se conoce).

    Quizás otro día, con más tiempo te curras otro post con más argumentos, éste me sentó mal, lo siento.