El Tema

La razón de ser de la Nanotecnología

Hablamos de una tecnología que aún está en pañales. A pesar de los campos de investigación abiertos, la Nanotecnología no acaba de arrancar, pero no podemos negar que está ahí.

La razón de ser de la Nanotecnología

Para medir pequeñas longitudes, relativas al mundo atómico y molecular, se utiliza el nanómetro, que equivale a una milmillonésima de metro. La palabra Nanotecnología fue acuñada por Eric Drexler en 1976, y alcanzó su plenitud a raíz del libro “Engines of Creation” (1986), escrito por él. Pero el prólogo de este tema fue escrito ya en 1959 por el estadounidense, premio Nobel de Física, Richard Feynman, cuando pronunció una conferencia en la que una pregunta, “¿qué pasaría si pudiéramos arreglar los átomos de la forma que quisiéramos?”, serviría de clave para el proceso de control y manipulación de la materia a nivel atómico.

Los átomos como materia prima

Las investigaciones en este campo están ya iniciadas. Algunos gobiernos, como el estadounidense, están contribuyendo, desde hace algunos años, con dotaciones presupuestarias. Todos los proyectos tienen un mismo fin: fabricar máquinas utilizando los átomos como materia prima.

Del transistor a los circuitos integrados

Hoy no podríamos concebir los ordenadores sin la existencia de los circuitos integrados, evolución natural del transistor. Tal vez, en un período de tiempo no demasiado largo, no podamos utilizar una máquina electrónica en la que su corazón y su cerebro no se hayan creado a partir de la manipulación y ensamblamiento a nivel molecular.

Máquinas con capacidad de regeneración

Pero el enfoque no se hará simplemente hacia el campo electrónico. La construcción de elementos que, como los ácidos nucleicos, tengan la capacidad de auto reproducción, ya no entran en el campo de la especulación. ¿Serán las nuevas máquinas objetos capaces de regenerarse por si mismos?

Convulsión en el terreno ético

En el terreno ético volverá a producirse una convulsión. Del mismo modo que en la manipulación genética de los alimentos, la creación de objetos a partir de moléculas orgánicas, suscitará discusiones que polemizarán sobre esta nueva revolución científica e industrial.

El trabajo de los átomos y moléculas

Millones de átomos y moléculas, después de una combinación adecuada y precisa, ocupando un espacio muy pequeño, serán capaces de efectuar funciones (o trabajos), mejor y a mayor velocidad, que las realizadas hoy por máquinas (o elementos) construidos con materiales más caros y de más tamaño. La miniaturización llegará a su último extremo. El pequeño tamaño no será un freno a la amplitud de utilidades.

NOTA: Este artículo lo escribí por primera vez hace más de 16 años, en enero del año 2002. Después de realizar algunos retoques en el mismo, lo acabo de recuperar del fondo del baúl para volverlo a compartir contigo y con todos los que quieran leerlo.

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

2 Comentarios