Inicio » Varios » El Tema » Las triquiñuelas de Mou

Las triquiñuelas de Mou

Está claro que el fútbol es un negocio. Cuando un niño comienza a pegarle patadas a un balón lo hace pensando en llegar a jugar como su ídolo y, en consecuencia, ganar tanto dinero como gana él. Esto es algo indiscutible. Todos los que giran en torno a un equipo de fútbol de élite lo hacen pensando en conseguir beneficios económicos. Y no es algo excepcional, ya que es lo que priva en la sociedad actual: conseguir dinero, la mayor cantidad de dinero posible, para poder comprar y disfrutar de todos los caprichos posibles.

Mou

El fútbol, como deporte, aunque sea profesional, lleva implícito un respeto hacia el contrario y hacia todas las personas que acuden a un partido o que siguen a un equipo. Hay unas normas que se deben respetar. Lo importante es ganar, pero sin trampas, algo, que por lo que se ha visto en el partido del pasado martes, no respeta el entrenador del Real Madrid y algunos de sus jugadores, sin duda influidos por él. Pensando en el futuro, cuando la clasificación en la fase previa ya está conseguida, transmitió a dos de sus jugadores una orden que raya, por su ejecución, lo rocambolesco y que se encuadra, sin ninguna duda, en lo antideportivo.

  Hacker francés detenido por alardear

Todos vimos, a través de la televisión, como Dudek le explicaba a Iker Casillas lo que éste debía transmitir a sus compañeros Xabi Alonso y Sergio Ramos para que el arbitro les enseñase la segunda tarjeta amarilla y así ser expulsados. La orden provenía del entrenador José Mourinho. La UEFA ha abierto un expediente disciplinario al entrenador y a los jugadores implicados. El Comité de Control y Disciplina se reunirá el martes para estudiar el caso.

Nadie puede discutir que Mou es un gran entrenador, que sus planteamientos tácticos rozan la perfección. Nadie puede discutir que desde que él está en el Real Madrid el equipo ha cambiado en su forma de ser y de estar. Juega mucho mejor que antes. Pero nadie puede tampoco discutir que el entrenador portugués es un polemista nato, que sus palabras y gestos son altamente provocativos. Ahora acabamos de descubrir que lo único que persigue es el triunfo, sin importarle los medios utilizados para conseguirlo.

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.