El Tema

Los riesgos que entraña la publicación de fotos y vídeos de menores en Internet

Mi opinión es que los padres nunca deben publicar fotos y vídeos de sus hijos pequeños en Internet. Si, a pesar de ello, no tienen en cuenta la recomendación, no está de más leer lo que viene a continuación.

Los riesgos que entraña la publicación de fotos y vídeos de menores en Internet

No es la primera vez que hablamos del tema, de la publicación de vídeos y fotos de menores en Internet, sobre todo en las redes sociales, con Facebook a la cabeza. Acabo de descubrir un artículo publicado en la Asociación de Internautas que me ha obligado, tras leerlo, a hacer una recapitulación sobre el tema. Hay algunos padres, no muchos, que tienen la afición (mala costumbre) de publicar vídeos y fotos de sus hijos en las redes sociales. Esta nueva afición ya ha sido bautizada. Se la conoce como sharenting, por la combinación de dos palabras muy conocidas y usadas: share (compartir) y parenting (crianza).

Está claro que esta afición puede traer fatales consecuencias, para unos y para los otros, para los publicadores y para los que aparecen en las publicaciones. Aunque se hagan sin mala intención, con el único fin de mostrar a los demás las veleidades (hermosura) de sus hijos, no tienen en cuenta que hay personas que se aprovechan de lo que ven. Se trata de un atentado contra la intimidad de los pequeños. Me pregunto, ¿qué dirán y exigirán cuando dentro de pocos años descubran de lo que han sido víctimas?

El respeto de la intimidad es algo fundamental, y aunque los niños se muestren en momentos divertidos y en imágenes hermosas, no se debe vulnerar este derecho. Lo que nunca se debe hacer es publicar vídeos y/o fotos de niños desnudos en ningún lugar, aunque sean muy pequeños, ya que pueden caer en manos de redes de intercambio de pornografía infantil.

La dependencia de las redes sociales hace que muchos padres publiquen fotos de sus hijos diariamente, una o más. ¿Están los contactos interesados en estas publicaciones? Opino que unos cuantos no. En vez de hacerlo en las redes sociales, se debe utilizar el correo electrónico para enviar las fotos y los vídeos a los familiares y amigos.

La gestión de la privacidad en las redes sociales es algo muy importante. Si, como padre, quieres, a pesar de lo dicho, seguir publicando fotos y vídeos de tus hijos en Facebook, haz antes un ajuste de tu perfil, indicando quienes pueden ver lo que publicas.

Cuando alguien publique nunca debe mostrar información relevante sobre el lugar y la hora en el que se han hecho las imágenes. De esta forma se evitará el mostrar a los ojos de todo el mundo datos relevantes sobre los hábitos de los pequeños. Tampoco se deben poner el nombre y los apellidos de los niños para evitar que sean registrados por los motores de búsqueda.

Si a pesar de todo, continuas en tu empeño, no quieres dejar de publicar, siempre que en una foto o vídeo de tus hijos aparezcan amigos, debes pedir permiso a los padres de los niños. Una última cuestión a tener en cuenta es disponer de la autorización del otro progenitor para llevar a cabo las publicaciones.

Leer también

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario