Inicio » Varios » El Tema » Píldora para evitar la eyaculación precoz

Píldora para evitar la eyaculación precoz

Al parecer el 30% de los hombres del Reino Unido padecen este mal. No son capaces de satisfacer a su pareja ya que, antes de llegar al climax, vierten el semen. No sabemos que porcentajes de hombres en España y en el resto del mundo sufren este contratiempo, conocido como eyaculación precoz. Lo que si sabemos es que en el mes de abril de 2010 se puso a la venta la primera píldora, que actuará con el fin de evitar esta particular secreción de esperma.

Como tomar la pastilla

Habrá que tomar dicha pastilla de una a tres horas antes del acto sexual, lo que de por si es un inconveniente, ya que el que se la toma sabe con certeza que va a mojar. La susodicha píldora funciona alterando la serotonina, una sustancia neurotransmisora que contribuye, entre otras acciones, a un mayor control cerebral para llegar a un orgasmo conjunto, a un orgasmo de pareja. No se debe tomar más de una pastilla en un plazo de 24 hora.

  El libro sin principio ni fin

Píldora para evitar la eyaculación precoz

Un poco cara

El precio de la píldora no es para todos los bolsillos. Un paquete de tres comprimidos de 30 mg de Priligy, así se llama el invento, cuesta alrededor de 95 €. Existe también un genérico, en varios formatos, con distintos precios. Las cremas y aerosoles utilizados para frenar la eyaculación serán sustituidos, si el nuevo producto produce resultados satisfactorias, por la nueva pastilla.

Ya está en el mercado

Priligy se puso a la venta en varios países europeos para que la utilicen hombres cuyas edades estén comprendidas entre los 18 y los 65 años. Algo a tener en muy en cuenta es que la píldora anti eyaculación precoz no es compatible con el alcohol. En España hay tres modelos del producto, de 30, 60 y de 90 mg.

Visto en News.com.au

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.