Ciencia y tecnología

¿Por qué los seres vivos habitan los lugares en los que viven?

Explicamos a continuación los motivos por los que los seres vivos se han asentado en los lugares que habitan.

¿Por qué los seres vivos habitan los lugares en los que viven?

Seguro que en alguna ocasión te has hecho la pregunta que sirve de título a esta entrada o artículo. No es casualidad. Que un determinado tipo de seres vivos vivan en un cierto lugar depende de aspectos determinados. En la lista se incluyen las condiciones de luz, de temperatura, y de humedad, entre otras. El conjunto ha servido para que esos seres hayan llegado allí. Además, los que ya vivían en la zona, han permitido que se asentasen los nuevos. Esta última razón es la que sirve para explicar que países de climas similares estén habitados por plantas y animales diferentes, cuando podrían habitar ambas zonas los mismos seres.

El hombre también ha influido e influye en el asentamiento de animales y plantas en diferentes espacios sobre la faz de la Tierra. Uno de los ecólogos más prestigiosos, George Evelyn Hutchinson, escribió un libro que tituló El teatro ecológico y el drama evolutivo (The Ecological Theater & the Evolutionary Play), en el que habla de las interrelaciones existentes entre las diversas especies con los factores del medio que habitan y consigo mismas. Los procesos evolutivos dependen directamente del escenario en el que se desenvuelven.

La vida no produce organismos que puedan vivir en cualquier lugar y en todo tipo de circunstancias, sino que se ocupa de crear una variada diversificación de especies que, debido a su herencia, han de vivir de una manera determinada en zonas que se rigen por específicas condiciones ambientales.

De lo anterior se deduce que existe una intensa correspondencia entre los caracteres de los seres vivos, de sus formas de vida, y de las condiciones del medio. Solo hay una especie, el hombre, que no cumple con estos requisitos, no respeta esta regla. Su evolución singular le ha permitido adaptarse a todos los medios y circunstancias. Solo hay unos lugares específicos en los que no podría vivir de manera continuada, los fondos de mares, lagos y demás espacios acuáticos.

El paisaje terrestre se rige por lo que los vegetales han sido capaces de diseñar. La luz es fundamental en todo lo que configura este diseño. Y no solo el Sol es lo que marca su evolución sino también lo que contiene la porción de tierra sobre la que se asientan. El agua es un componente primordial en este proceso, ya que el líquido elemento es el que se ocupa de transportar los nutrientes de las plantas. De ahí la influencia de los vegetales en la configuración del paisaje terrestre.

Aunque los animales no presentan una influencia importante en el paisaje terrestre, en algunos casos pueden determinarlo. Así, por citar un ejemplo, ciertas zonas de la pradera americana pueden convertirse en bosque si desaparecen los búfalos, que actúan como elementos fundamentales en el pastoreo. El bioma incluye a los animales en el paisaje.

Si nos referimos a los ecosistemas acuáticos podemos afirmar que su localización geográfica tiene muy poca importancia. En ellos tienen notable influencia las cadenas tróficas, en las que destacan la concentración de sales nutritivas, la biomasa o la productividad. En estos sistemas los animales juegan un papel más importante.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.