El Tema

¿Qué se puede conseguir con los controles parentales?

Cada vez se utilizan, por parte de menores de edad, ordenadores y dispositivos móviles. Como padres o tutores debemos adoptar una serie de normas que servirán para evitar disgustos. Estas son nuestras sugerencias.

¿Qué se puede conseguir con los controles parentales?

Hoy en día no hay que tener muchos años para comenzar a utilizar los dispositivos informáticos. Mejor se empiezan a usar a muy corta edad. Ello es debido a que, como padres, queremos que nuestros hijos estén a la última.

El uso de un ordenador o de un dispositivo móvil no debe estar, en principio, prohibido a menores, pero debemos controlar, como padres o tutores, su utilización. Ello nos evitará disgustos. Sabemos que Internet tiene muchas cosas buenas y también un elevado número de aspectos peligrosos. Por ello debemos tratar de evitar que estos últimos afecten a los niños.

La mejor solución es utilizar los controles parentales, instalando la aplicación adecuada en el dispositivo, y controlando el uso que se hace de la red de redes por parte de los menores.

A continuación hacemos algunas sugerencias relacionadas con los controles parentales. Indicamos lo que se puede conseguir con su activación.

Controlar el tiempo de uso

Está claro que ningún menor puede estar sentado delante de un ordenador o manejando un teléfono móvil o una tablet sin control. Aunque se utilicen los juegos para entretenerse y se examine algún que otro vídeo, entre otras acciones, no pueden hacerlo cuando quieran, a cualquier hora. Hay que controlar el tiempo que van a estar conectados a la máquina.

Lo que nunca se puede permitir es que cuando se van a dormir, cuando ya estén tumbados en la cama, cojan el móvil para continuar haciendo lo que hicieron hasta ese momento. Por ello debe cerrarse la conexión a Internet durante la noche.

Bloquear el acceso a sitios y aplicaciones no adecuados

Existen una gran cantidad de sitios web no válidos para menores. Lo mismo ocurre con unas cuantas aplicaciones. En los controles parentales siempre se debe cerrar el acceso a dichos sitios y aplicaciones.

Los menores de 13 años nunca deben poder acceder a las redes sociales. (Instagram activará próximamente la prohibición de empleo de la misma a menores de 16 años). Está claro que si tus hijos mienten y, en el registro, incluyen una edad que no tienen, pueden acceder a las citadas redes. Como padres debemos preocuparnos de que esto no ocurra.

Lo mismo pasa con una gran cantidad de aplicaciones para dispositivos móviles. Debemos como padres, por tanto, desactivar la instalación de alguna de estas aplicaciones por parte de los menores.

Examinar los resultados de búsqueda

Aunque los motores de búsqueda, con Google a la cabeza, tratan por todos los medios de controlar los contenidos para adultos, es inevitable que en algún momento se cuele algo que no es deseable. La activación de la búsqueda segura es siempre posible utilizando los controles parentales.

Analizar el historial del navegador

Todos los navegadores web guardan informes que recogen datos sobre los sitios web que se han visitado. Esto sirve para que los padres, después de que su hijo utilice un ordenador o un dispositivo móvil, puedan averiguar los lugares por los que ha navegado.

Si no se detectan espacios no recomendables, lo mejor es animar a los menores a que sigan en la misma línea. Si ocurre justo lo contrario, habrá que hablar con calma con los niños y convencerlos de los riesgos que están corriendo.

A tener en cuenta

Siempre que un ordenador sea utilizado por los padres y los hijos, se deben crear las cuentas de acceso necesarias. El padre y la madre deben tener cuentas de administradores, con acceso a todas las opciones, y los hijos, cuentas de invitados, con limitaciones. Ello permitirá activar sin problemas los controles parentales de los que hablamos.

Nunca deben los menores utilizar el móvil de los padres. Lo mejor es que tengan el suyo propio que, eso sí, debe estar totalmente controlado por los padres. Además se deben activar las opciones que impidan un uso sin control. Recomiendo la lectura de Cómo utilizar los controles parentales en dispositivos iOS, que también pueden ser válidos para dispositivos Android.

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar