Inicio » Curiosidades » Robó un coche sin frenos

Robó un coche sin frenos

El coche, aparcado en un camino de acceso a una zona residencial de Perham, en Estados Unidos, tenía las llaves puestas, El ladrón paso por allí y, “la suerte me sonríe”, pensó. Manos a la obra. Puso el vehículo en marcha, un Audi Quattro 5000, puso suavemente el pie sobre el embrague y la mano sobre la palanca de cambios. Pisó el acelerador. El vehículo se deslizó raudo y veloz hasta la primera curva, con el feliz ladrón al volante.

Audi

El astuto ladrón pisó el pedal de freno y… el coche no respondió a la orden y se estrelló contra un árbol. El dueño del vehículo había desmontado el sistema de frenado para arreglarlo. El hasta ahora feliz y en ese momento infeliz ladrón rompió el parabrisas con su cabeza y tuvo que ser llevado al hospital antes de pasar a las dependencias policiales.

  Cumplimiento del deber

El episodio es ideal para recordar aquello de que “unos nacen con estrella y otros nacen estrellados”. ¿A quién se le ocurre robar un automóvil sin frenos por muy Audi Quattro 5000 que sea?

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.