Inicio » Varios » Gadgets » ¿Sigue teniendo sentido comprar un disco duro con mucha capacidad?

¿Sigue teniendo sentido comprar un disco duro con mucha capacidad?

¿Sigue teniendo sentido comprar un disco duro con mucha capacidad?

Hoy es posible comprar un disco duro de 4 Terabytes por 150 euros o incluso a un precio menor. Nos referimos a ofertas atractivas, no comunes, pero que existen en algunos sitios. Pero surge la pregunta, ¿tiene sentido el comprar un dispositivo con tanta capacidad? Si se usa el ordenador como un equipo multimedia en el que se almacenan una gran cantidad de películas y múltiples archivos de música o si se utiliza para grabar y editar vídeo, tal vez tenga sentido. Pero no es lo habitual, ya hay que adaptarse a los nuevos tiempos, en los que la nube es la referencia, el espacio en el que se guardan una gran cantidad de datos, accesibles en cualquier momento y desde cualquier lugar.

La capacidad del disco duro ya no tiene tanta importancia

No hace demasiado tiempo, cuando alguien se disponía a comprar un ordenador, el vendedor recomendaba comprar el que tuviese el disco duro de mayor capacidad. Era algo normal, ya que todo se almacenaba en el equipo. No solo se instalaban aplicaciones, se creaban documentos, o se guardaban fotos y vídeos. Como usuarios siempre estábamos pendientes del espacio que quedaba libre, y eliminábamos lo que muchas veces no queríamos eliminar con el fin de conservar la funcionalidad. Si queremos saber más sobre el tema, solo tenemos que acceder a “disco duro“, dentro de Batiburrillo.net.

Pero esto ya no pasa. Nos preguntamos cuando fue la última vez que instalamos un software y no teníamos suficiente espacio. O la última vez que no podíamos poner las fotos de la cámara en nuestro disco duro. En los últimos años los dispositivos de almacenamiento externo han incrementado notablemente su capacidad de almacenamiento a la vez que su precio ha bajado.

Disco duro SSD

De la misma forma el almacenamiento en la nube ha obtenido mucha más consideración. Se ponen millones de documentos ahí de forma diaria para poder ser editados al instante por dos o más personas en dos o más países distintos. Claro que aplicaciones y documentos no ocupan tanto en cuanto al consumo de capacidad de disco. Los grandes a tener en cuenta son siempre los archivos de música, los vídeos y las fotos.

  RealtimeBoard, pizarra virtual en Google Drive

Hoy en día mantenemos muchos de nuestros archivos en la nube de Apple, en iCloud, en Google Drive, en One Drive, o en Instagram. También podemos escuchar música en streaming con Spotify o con Pandora y contemplar vídeos del mismo modo vía Netflix. Debido a esto también grabamos mucho menos en el ordenador, más que nada porque podemos elegir nuestra propia programación.

En otras palabras creo que deberíamos de parar de ir a la búsqueda de los Terabytes. No está de más tener un disco duro ssd extra para cargarlo todo más rápido y para hacer copias de seguridad puntuales, pero este tipo de unidad no es de gran tamaño.

Discos duros SSD

Los sólidos valen mucho más dinero, pero lo compensan con una mayor velocidad de procesamiento. Van considerablemente más rápidos que los mecánicos y algo más que los híbridos. También consumen menos energía, además de ser más resistentes. Pero por el momento un disco duro ssd  de 512GB puede costar casi 300 euros, pero, a pesar de ello, lo compensan con su enorme rapidez y versatilidad. De hecho se utilizan en los alojamientos web de altas prestaciones como soporte de los servidores.

Así que respondiendo a la pregunta que sirve de título a este artículo diría que no. A día de hoy no hace falta comprar un disco duro de gran capacidad. Un disco duro ssd con menos espacio de almacenamiento tiene mucho más sentido, ya que estos modelos sólidos son ideales para combinar con el almacenamiento en la nube.

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.