Inicio » Varios » De todo » Sillas de comedor. 8 sugerencias para escoger acertadamente

Sillas de comedor. 8 sugerencias para escoger acertadamente

Por lo general, a la hora de ir a comprar sillas de comedor pueden ocurrir dos opciones: que vayamos buscando una idea concreta (por hacer juego con nuestra mesa, para sustituir una rota, o para renovar un diseño que nos gustó, con nuevos materiales), o bien que tengamos unos grandes rasgos en mente, pero estemos abiertos a diseños que se ajusten a ellos.

En ambos casos te recomendamos escoger una tienda especializada en diseño. Para nosotros Centrolandia es una opción muy aconsejable dado que cuenta con mobiliario de grandes diseñadores, pero se mueven en una amplia gama de precios y versiones. De manera que es una de mis opciones favoritas a la hora de disponer de muebles similares a las de los grandes diseñadores, con precios mucho más baratos y con materiales de buena calidad y durabilidad. Como también posees los diseños originales, puedes hacer como yo y darte el gusto en “un mueble estrella” que destaque en tu salón (y sea la envidia de nuestros visitantes), para acompañarlo de otras imitaciones a buen precio y calidad.

Centrémonos ahora en algunos consejos para personas que aún no tienen una idea clara de las sillas de comedor que desean para su hogar, aunque eso sí, desean calidad, precios económicos y diseños originales. Tomemos por ejemplo, el catálogo de Centrolandia (la web de un manejo muy sencillo, otra cosa que me encanta de este sitio web; accede a él y busca sillas de comedor).

1. De qué espacio debemos disponer

Los especialistas en Interiorismo y confort recomiendan destinar a cada comensal de la mesa, entre 60 y 80 cm exclusivamente para su uso y disfrute (para desplegar cómodamente una revista o libro, para mover codos y brazos durante la comida, o simplemente para gesticular).

En función de esta información y del tamaño de la mesa de comedor a la que acompañar, podremos decantarnos por escoger entre sillas o sillones.

De qué espacio debemos disponer

2. ¿Sillones o sillas? Comodidad frente a práctica

Los sillones otorgan más prestancia a la estancia, peso suelen ser más pesados para mover. Las sillas pueden dar un toque moderno o divertido a la sala, pero pueden no ser tan cómodas como los sillones. Por no mencionar los taburetes…

Ten en cuenta que por lo general, cada silla-sillón suele ocupar 45 cm de anchura. Servirá para calcular la cantidad de asientos que necesitas. Considera que hay las más diversas opciones, así que si andas escaso de espacio, la mejor idea es recurrir a sillas sin reposabrazos (restará 10 cm a la anchura), o incluso a taburetes o bancos, según sea en estilo de decoración del resto de los muebles de la habitación. La aglomeración no es buena y si dispones de poco espacio, el añadir sillones o sillas con respaldos muy altos, saturarás la vista dando la sensación de abigarramiento. En este caso, te recomendamos poner menos sillas o sillones en la mesa y poner dos o tres más distribuidas por la sala, en las esquinas, para descargar la visión pero poder recurrir a ellas en caso necesario.

3. Fíjate en la tendencia decorativa del comedor, para no desentonar

Es uno de los consejos más básicos y antiguos que se dan en lo relativo a la decoración. Sin embargo, de vez en cuando hay algún diseñador rompedor que no duda en combinar distintos estilos, quedando un diseño resultante atrevido y en ocasiones, acertado.

Tendencia decorativa del comedor

4. Materiales y colorido

A la hora de escoger los tonos de las sillas, sillones o bancos, es fundamental tener en mente (o en el móvil, una fotografía) de la habitación de nuestra casa donde irán destinadas las sillas. Una opción muy socorrida son los asientos tapizados, ya sean butacas, sillas o bancos, de manera que si en algún momento se cambiara la pintura o estilo del comedor, con cambiar la tapicería, arreglado.

Sin embargo, otra opción es decantarse por materiales nuevos, duraderos pero ligeros tales como la fibra de vidrio o la resina, que sean transparentes, por ejemplo. De esta forma no desentonan y aportar un toque de originalidad.

Los metálicos combinan bien con cualquier otro material y además cada día se ofrecen acabados más curiosos que pueden imitar madera pintada de blanco, por ejemplo.

Materiales y colorido

5. Mantenimiento económico

Debes tener en cuenta que un aliciente del mobiliario a adquirir debe ser lo fácil que te haga la vida. Si por el contrario te la complica porque necesita un tratamiento determinado cada pocos meses, un cuidado especial para no rayarlo o estropearlo, etc, personalmente no me compensa lo bonito que pueda resultar porque en los días es que te veas capaz de comerte el mundo te dará igual ponerte a mimar el mueble pero, ¿y en esos días tristes donde todo parece ir de mal en peor? Opta mejor por materiales “agradecidos” de mantenimiento bajo y que ofrezcan siempre “su mejor cara”.

6. Presupuesto admitible

El precio que queremos gastarnos es otro de los factores a considerar. Como he dicho, por fortuna existen establecimientos como Centrolandia que venden desde diseños originales y exclusivos, hasta copias realizadas en materiales de buena calidad, a precios mucho más accesibles. De esta manera, puedes adquirir un lujoso comedor de diseño a un tercio del precio original.

7. Homogeneidad o similitud

Es una buena cuestión. ¿Deseas que todas tus sillas sean homogéneas, es decir, idénticas?, ¿o prefieres que sean distintas unas de otras pero con líneas parecidas y en los mismos tonos cromáticos? Eso ya es una cuestión personal. Hay quién opta por poner sillas en los laterales largos de las mesas rectangulares, situando dos sillones “presidiendo”, o quién prefiere poner distintas sillas (con reposabrazos o no, sillas y bancos, sillas y taburetes, etc), mientras que los tradicionales prefieren tener un conjunto de sillas idénticas con líneas similares a la mesa. Para gustos, los colores.

Homogeneidad o similitud

8. Dime la forma de tu mesa y te diré las sillas que necesitas

Considera que las mesas redondas u ovaladas son ideales para espacios pequeños. Si encima son transparentes, a sensación de amplitud se incrementará.

Las mesas rectangulares son más espaciosas pero requieren también habitaciones más amplias.

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario