Inicio » Varios » Observatorio » StumpChair, arte con sillas

StumpChair, arte con sillas

Las sillas habitualmente sirven para sentarse. Todos conocemos los elementos que las componen: una madera (o similar) que sirve para colocar el trasero (con perdón), un respaldo y cuatro patas para soportar el conjunto. Hablamos de la silla clásica, la de siempre, con distintas formas y diseños. Pero hay que romper con los cánones establecidos y arbitrar nuevos modelos, en el fondo y en la forma. Esto es lo que hacen los responsables de StumpChair, un grupo de artistas capaces de elaborar originales diseños que, desde hace algún tiempo, distribuyen por algunas calles y otros espacios de las ciudades de Providence y Filadelfia, en Estados Unidos.

Sillas muy especiales

Sus composiciones parten de restos de sillas. Utilizando un taladro y algunos tornillos son capaces de crear una silla como la que os mostramos a continuación. La base, como podéis comprobar, es el tronco de un árbol, el respaldo corresponde a una silla estropeada, tirada en un contenedor de basura. Se pulieron y pintaron los barrotes y se montaron encima del tronco.

StumpChair, arte con sillas

El método para convertir en arte objetos vulgares es muy simple. Acuden a los lugares en los que se recoge la basura y, si encuentran una silla destrozada, se hacen con las partes que pueden servir. Las mejores, está claro, son las sillas de madera. A continuación, con un martillo y un cincel, se arrancan los elementos que pueden valer. Lo normal es que se separen los elementos que conforman el respaldo del asiento.

  PdfGeni, otro buscador de PDFs

Ahora viene la acción constructiva. Con un taladro, y tras realizar las medidas pertinentes, se agujerea con un taladro el tronco, perdido en una calle, que va a servir de asiento. Hay que perforar con precisión y esmero, con el fin de conseguir un adecuado grado de reclinación. Un poco de pegamento o cola de carpintero servirá para realizar la unión entre los elementos que conforman el respaldo y el tronco que sirve de asiento. Para una mayor sujeción, se añaden unos tornillos.

Te recomiendo que visites la página que nos habla de StumpChair. En ella podrás encontrar más fotos y completa información sobre la actividad (en inglés).

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.