Inicio » Software » iPhone / iPad » Transforma la voz en texto con Voice recognition

Transforma la voz en texto con Voice recognition

Es la forma más sencilla de expresión, la voz, la que está ligada a la inmediatez. Cuando queremos transmitir un sencillo mensaje es más fácil pronunciarlo que escribirlo. Si posees un iPhone, un iPad o un iPod touch, puedes enviar mensajes a través de SMS, por correo electrónico o las redes sociales sin escribirlos, sólo tienes que descargar e instalar Voice recognition para ello. No tendrás ya que escribir el texto, sólo debes pronunciarlo para que la aplicación se ocupe de escribirlo.

Voice recognition convierte la voz en texto

El programa es capaz de interpretar lo que se ha pronunciado en 25 idiomas diferentes. Sólo hay que pulsar sobre el icono del micrófono que se muestra en la interfaz de Voice recognition para que la aplicación, tras interpretar lo que dices, lo convierta rápidamente en texto escrito. A partir de ahí, puedes enviarlo en un SMS, en un mensaje de correo electrónico o compartirlo en las redes sociales y otros servicios.

  Geonick lanza su aplicación para iPhone

Transforma la voz en texto con Voice recognition

El reconocimiento es rápido y cualitativo, mostrando un texto con una ortografía perfecta. El envío de los resultados a los servicios indicados es también muy fácil de efectuar, sin complicaciones. Además del envío a través de SMS y correo electrónico, también se puede subir a Dropbox o compartir en Facebook y Twitter.

Cuando se finaliza la emisión de voz el proceso termina automáticamente y se inicia la conversión en texto escrito. Hay un aviso sonoro al inicio y al final de la grabación sonora. Existe la posibilidad de ajustar el volumen.

Se puede obtener la aplicación, al precio de 0,89 €, en la iTunes App Store.

Enlace | Voice recognition

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.