Matemáticas

Un problema de ‘futboleros’

Un problema de 'futboleros'

Que el fútbol es el deporte que mueve a más personas, lo sabemos todos. Que crea pasiones encontradas y hasta enfrentamientos a brazo partido, algunos de alto riesgo, como sabemos todos. Que amigos durante toda la semana se convierten en enemigos el día en que se enfrentan sus equipos favoritos, es de dominio popular. ¿Qué sería la vida sin el fútbol?

Una historia

La historia que viene a continuación tiene el fútbol como protagonista, aunque podríamos recurrir a otro elemento para llevar a buen fin el desenlace. Nuestra intención es plantear un sencillo desafío a todos los amantes, o simplemente aficonados, de las matemáticas.

Fútbol y amistad

Antonio y Manuel son grandes amigos. Uno es forofo y socio del Espanyol de Barcelona y el otro también, socio y forofo, pero del Barça. A pesar de ello, cuando los periquitos y los culés no juegan un partido que los enfrente, los dos amigos se reúnen para charlar, para tomarse unas cañas o para ir de paseo. lo que confirma lo que hemos dicho más arriba. Si no hay fútbol, la vida discurre con tranquilidad, sin tensiones. No podemos decir lo mismo cuando se juega un partido en el que alguno o los dos equipos son protagonistas.

Leer también:  ¡Vaya lío! (Solución)

De paseo

Iban de paseo, cada uno por un lado, cuando de casualidad se encontraron en la Plaza de Catalunya, camino de las Ramblas. Se pusieron a hablar de cuestiones irrelevantes, hasta que Antonio dijo:

El diálogo

– Soy socio del Espanyol hace el doble de años que tú del Barça.
Pues hace algún tiempo me dijiste que llevabas el triple de tiempo que yo, respondió Manuel.
– Sí, tienes razón, pero eso fue hace dos años.

Analiza y responde

¿Cuántos años lleva cada uno como socio de su equipo del alma?

Si no eres capaz…

Busca la solución en Comentarios

Leer también:  Sorteo de la Lotería Primitiva
Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba