Inicio » Varios » El Tema » YouTube, un gran negocio

YouTube, un gran negocio

Recuerdo cuando YouTube fue comprado por Google. Se trataba de una plataforma que ya tenía millones de usuarios adictos, que disfrutaban viendo los vídeos que se distribuían por sus páginas. Está claro que sus fundadores idearon un sistema que produciría beneficios con el paso del tiempo, y así ha sido. Los responsables del buscador más utilizado en Internet están ya saboreando las mieles de su inversión, realizada en el año 2006, cuando YouTube no llegaba a los dos años y medio de vida, y que, para algunos agoreros, suponía un gasto muy difícil de recuperar, pero que, como vemos, se han equivocado. Fueron 1.650 millones de dólares, o lo que es lo mismo, alrededor de 1.300 millones de euros.

Los ingresos de YouTube crecen un 51,5 por ciento

La inversión del año 2006 se ha quedado pequeña comparada con los ingresos brutos que YouTube ha obtenido en los últimos 12 meses. Los 5.600 millones de dólares, o 4.073 millones de euros, suponen un incremento del 51,5 por ciento con respecto al año anterior. Dichos ingresos provienen de la publicidad que se incluye en los vídeos, según ha publicado la empresa de investigación eMarkerter.

  Manuel Rajal, maestro y artista

YouTube, un gran negocio

YouTube como parte de Google

Estos números nos asustan, pero sólo representan el 11,1 por ciento de los ingresos totales conseguidos por Google. Está claro que YouTube es un espacio y lugar de referencia para muchos, no sólo para los usuarios de a pie sino también para una gran cantidad de entidades. Algunas cadenas de televisión muestran, en sus programas de noticias, vídeos alojados en el servicio. Además, los dispositivos móviles, han incidido notablemente en el crecimiento. La presentación de canales de pago y el sistema TrueView marcan también una pauta en el crecimiento.

Datos obtenidos de eMarketer

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.