Ciencia y tecnología

La insulina en pastillas sustituye a la inyección para tratar la diabetes

La sustitución de las inyecciones de insulina por pastillas para tratar la diabetes es un gran avance. A continuación hablamos de ello basándonos en las investigaciones de un grupo de científicos.

La insulina en pastillas sustituye a la inyección para tratar la diabetes

Todas las personas que padecen diabetes de tipo 1 han de ponerse todos los días, una o dos veces, una inyección de insulina. La enfermedad, según los últimos informes, afecta a más de 40 millones de personas en todo el mundo. Todas ellas, además de someterse a una dieta alimentaria baja en azúcar y en productos que la contienen, deben sufrir el inconveniente de la inyección. Pero, al parecer, se van a experimentar notables cambios.

Muchas de las personas que padecen esta enfermedad viven angustiadas, ya que no son capaces de soportar diariamente los pinchazos necesarios para la ingestión de la insulina. Por ello se sentirán contentas al llevarse a cabo la sustitución de la inyección por la toma de pastillas.

Un grupo de investigadores de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas John A. Paulson de Harvard han presentado un tipo de pastillas que realizan la misma función que las inyecciones. No es la primera vez que esto ocurre, de hecho ya se han puesto en escena en anteriores ocasiones pastillas de este tipo, pero lo malo es que no han funcionado.

Cuando el páncreas no es capaz de generar la hormona de la insulina hay que conseguirla de otra forma. Desde siempre, desde que el problema comenzó a tratarse, la inyección ha servido para solucionarlo, proporcionando la dosis necesaria a cada enfermo. El problema que hasta ahora han presentado las pastillas es que los ácidos y otros tipos de protecciones estomacales impedían que la insulina llegase a la sangre.

Las pastillas actuales, según cuentan los investigadores de la John A. Paulson de Harvard, no se ven afectadas, anuladas, por los indicados elementos residentes en el estómago. Gracias a ello la insulina podrá llegar sin problemas al lugar en el que ejerce sus acciones.

La insulina, insertada en estas pastillas, está protegida por productos que no pueden ser dañados por los ácidos estomacales. Ello servirá para que realicen la acción para la que han sido diseñadas, hacer que la insulina llegue al torrente sanguíneo.

Estas pastillas incluyen una sustancia constituida por colina y una feronoma de cardamomo que actúa como protector ante las acciones destructoras de la insulina por parte del estómago. Se trata de pastillas fáciles de elaborar y de bajo coste. Se pueden conservar sin problemas durante dos meses a temperatura ambiente.

Aunque faltan algunas pruebas por efectuar, los investigadores que las han elaborado son totalmente optimistas, y esperan que no pase mucho tiempo para que los enfermos de diabetes puedan usarlas como sustitutas de las inyecciones.

Fuente: ScienceDailly

 

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *