Ciencia y tecnología

Un nuevo producto que permite que el plástico se recicle

Un grupo de investigadores está elaborando un nuevo producto que servirá para sustituir a los plásticos actuales. Se llama PDK, y es totalmente reciclable. Con él se podrá evitar la contaminación que está acabando con la vida en todos los lugares en los que se acumulan restos de materiales de plástico.

Un nuevo producto que permite que el plástico se recicle

Los objetos de plástico están invadiendo nuestro planeta, degradándolo. A pesar de todas las recomendaciones y de algunas medidas tomadas al respecto en varios países, las aguas marinas, y otros espacios, alojan cada vez más materiales de plástico que están acabando con la vida.

Investigadores del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley del Departamento de Energía de los Estados Unidos (DOE) han creado un material plástico que es completamente reciclable. Se trata de un producto denominado poli (dicetoenamina) o PDK, que es capaz de descomponerse a nivel molecular para volver a conformar un nuevo objeto con una textura y color diferentes, sin que se produzca una pérdida de calidad. Ello lo convierte en algo totalmente reciclable.

A tener en cuenta

Los plásticos actuales, tal como explican los responsables del nuevo producto, están constituidos por unos componentes químicos, denominados monómeros. Estas moléculas, unidas entre si, constituyen los polímeros, las grandes moléculas que dan lugar a los plásticos. Ello trae consigo que si los plásticos actuales se reciclan se originen nuevos componentes que solo pueden ser destruidos, algo que no ocurre cuando se acumulan en lugares inesperados.

Relacionado:  Predecir el Alzheimer con un análisis de sangre

Con los monómeros de PDK no ocurre esto, ya que pueden separarse totalmente de sus aditivos al ser sumergidos en una solución ácida. Brett Helms, uno de los principales componentes del estudio, ha dicho lo siguiente al respecto: “Con los PDK, los enlaces inmutables de los plásticos convencionales se reemplazan con enlaces reversibles que permiten que el plástico se recicle de manera más efectiva“.

Los objetos hechos con PDK se pueden remodelar, recolocar y reciclar una y otra vez. Así, por ejemplo, una botella de plástico se podría convertir en la funda de un teléfono móvil, para posteriormente dar lugar a una bolsa alimentaria.

Relacionado:  Algunos alimentos para vivir más años

Las pretensiones de los investigadores es seguir trabajando con PDK para conseguir crear una mayor variedad de productos, que servirán para sustituir a muchos de los objetos que hoy forman parte de nuestras vidas.

Brett Helms dijo también lo siguiente: “Los plásticos circulares y el reciclaje de plásticos son grandes desafíos. Ya hemos visto el impacto de los residuos plásticos que se filtran en nuestros ecosistemas acuáticos, y es probable que esta tendencia se vea agravada por las crecientes cantidades de plásticos que se fabrican y la presión aguas abajo que ejerce sobre nuestra infraestructura de reciclaje municipal“.

Conclusión

Es evidente, visto lo visto, que tendrán que ser los científicos los que busquen soluciones a la invasión de los plásticos, de la basura que generan. Si no se toman medidas, ¿qué va a ocurrir, podremos seguir viviendo?

Fuente: Berkeley Lab

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba