Inicio » Matemáticas » La lógica » Los planos robados y las pisadas en la nieve

Los planos robados y las pisadas en la nieve

Los planos robados y las pisadas en la nieve

¿Sabes que Batiburrillo.net inició su andadura en el año 1996 (¡ya llovió!), aún sin dominio propio, pero con los problemas de matemáticas como razón de ser? A pesar de ese primer aliento, la intensidad de la publicación de desafíos ha disminuido con el paso del tiempo. Hubo una época en la que era raro el día en el que no planteaba un problema de lógica, de probabilidad o de combinatoria, de geometría o de aritmética, pero el paso de los años me ha hecho trastocar mis inquietudes. Hoy me he decidido de nuevo, ya lo he hecho hace algunos días, he vuelto al pasado y lo he hecho presente. Esta es mi propuesta.

Pisadas en la nieve

Ocurrió un día de crudo invierno. El frío entumecía los músculos, la nieve se depositaba en gruesa capa sobre el suelo. En la asesoría habían desaparecido unos documentos muy importantes. Estaban guardados en un armario al que sólo tenían acceso el jefe de la asesoría, el director gerente (un tipo que pesaba más de cien kilos) y la secretaria del susodicho, una joven menuda y, aunque no venga a cuento, muy atractiva.

Encargaron del caso al archiconocido inspector Honorato, que acudió acompañado de su ayudante Torcuato, un hombre muy comedido, amante de su trabajo. “¿Torcuato, te has fijado en las pisadas en la nieve?”- dijo Honorato a su ayudante – “¿Las has observado con detalle? Está claro que corresponden al ladrón, ya que van desde la puerta del despacho a la salida del jardín”.

– Sí jefe, – dijo el ayudante – mire estos zapatos que he encontrado en un armario del despacho del gerente. Fíjese que están humedecidos por la nieve. Creo que ya tenemos a nuestro hombre.

El inspector continuó paseando por el jardín, observando las huellas y comparándolas con las suyas. Le dijo a Torcuato que no se atrevía a detener al director gerente, que no estaba seguro de que fuese el que cometió el robo.

¿Por qué llegó a esa conclusión el inspector Honorato? ¿Sabes tú quién fue el ladrón?

La solución en la sección de Comentarios

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Un comentario

  1. El ayudante del inspector, el eficiente Torcuato, no se había equivocado en que aquellos eran los zapatos que habían dejado su huella en la nieve. La persona que los calzaba, también estaba claro, fue la que robó los documentos, aquellos planos tan importantes. Eso es indiscutible, ya que la humedad de los zapatos y la marca de la suela (mejor goma) dejada sobre la nieve, coincidían con la del calzado.

    Honorato, el inspector, no se dejó llevar por la primera impresión. Comprobó que la profundidad de las huellas no pertenecía a una persona de mucho peso, como el que tenía el director gerente. Dedujo entonces que alguien se los había puesto para atravesar el jardín. ¿Quién lo pudo hacer? No había duda, la pizpireta secretaria del director gerente, los cogió del armario del despacho de su jefe, se fue al otro armario, cogió los documentos (planos) y los llevó a través del jardín con los zapatos sustraídos en sus pies.

    Obviamente, el archiconocido inspector Honorato ordenó la detención de la menuda secretaria del director gerente.

Deja un comentario