Gadgets

Cómo averiguar si puedes instalar Windows 11 en tu PC

La versión 11 de Windows está próxima a caer. Para instalarla en un PC es necesario que éste tenga activo un chip centrado en la seguridad. Explicamos a continuación lo que hay que hacer para averiguar si nuestro ordenador tiene o no TPM 2.0.

Cómo averiguar si puedes instalar Windows 11 en tu PC

En el próximo otoño entrará en escena Windows 11 en su versión oficial, dejando las versiones beta al lado. Sabemos que hay algunos usuarios, en los que prima la impaciencia, que ya se han puesto a probar esta nueva versión del sistema operativo de Microsoft, y unos cuantos se han llevado un disgusto. ¿Cuál es el motivo?

Para que Windows 11 funcione en un equipo éste ha de tener el chip TPM 2.0, y hay unos cuantos que no lo poseen. En todos los ordenadores que tienen menos de tres años no existe ningún problema al respecto, pero no podemos decir lo mismo de los más antiguos.

¿Cómo saber si el PC tiene el chip TPM 2.0?

Aunque el ordenador tenga más de tres años puede tener el chip TPM en la placa base, pero ello no significa que tenga la versión 2.0, lo normal es que sea la versión 1.2. También, en una gran cantidad de casos, es normal que el chip TPM (Trusted Platform Module) no exista. Aunque esto ocurra, la ausencia del chip, existe la posibilidad de instalarlo en la placa base.

Debido a los notables problemas que existen actualmente con ordenadores y otros dispositivos con respecto a la seguridad, Windows 11 ha fijado la existencia de este chip como obligatoria. Con ello se conseguirá proteger las claves de cifrado, las credenciales de los usuarios y otros importantes datos con el fin de evitar las acciones del malware.

La conclusión a la que podemos llegar es que la implementación en los PCs del chip TPM 2.0 tiene como fin primordial la protección, evitar que los ciberdelincuentes se hagan con informaciones relevantes, con el único fin de conseguir beneficios para ellos.

Para averiguar si existe TPM en el ordenador hay que hacer lo siguiente:

  • Escribir en la caja de búsqueda de la barra de tareas TPM.msc.
  • Se abrirá una ventana y se mostrará la localización o no del chip indicado: TPM 1.2 o TPM 2.0. Ello no significa que no exista. Puede darse la circunstancia de que no esté activo.
  • En el caso de que se muestre el mensaje de no localización habrá que comprobar si forma parte o no del ordenador. Para ello hay que cerrar la sesión y arrancar el ordenador para entrar en la BIOS pulsando una de las teclas siguientes: F12 o Delete.
  • En el menú de Seguridad de la BIOS hay que buscar la opción TPM. En el caso de que esté desactivada hay que activarla. Si no aparece, significa que el ordenador no posee el citado chip.

Conclusión

Si el ordenador no es muy antiguo y no posee el chip TPM 2.0, es posible instalarlo en la placa base. Para ello, lo mejor es recurrir a un experto. Si no lo hacemos, y si Microsoft no cambia las premisas de instalación de Windows 11, tendremos que renunciar a la instalación de la nueva versión del sistema operativo.

Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − seis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.