Ciencia y tecnología

Red neuronal cuántica que imita a nuestro cerebro

Una nueva investigación trata de encontrar un sistema, basado en la IA, con el que se pretende que una red neuronal cuántica emule al cerebro. De ello hablamos a continuación.

Red neuronal cuántica que imita a nuestro cerebro

Desde que la informática ha entrado en acción, hace ya unos cuantos años, los avances han sido notables en muchos aspectos. En esa línea han surgido los ordenadores cuánticos, que intentan competir con los ordenadores clásicos a la hora de resolver problemas.

Un grupo de investigadores está intentando construir una red neuronal cuántica que actúa como si de un cerebro se tratase. Hablamos del proyecto Neuromorphic Quantum Computing (Quromorphic), que está dirigido por Michael Hartmann, y en el que colaboran componentes de Heriot-Watt University. En el estudio se tratan de combinar las redes neuronales y la computación cuántica.

Con la IA por medio

Se utilizan diferentes modelos de Inteligencia Artifical (IA), previamente programados y alimentados con una serie de datos. Pero lo que pretende el equipo de investigación es basar todo en la constitución del cerebro, en los elementos que lo componen y en su distribución.

Leer también:  Cuidado con el router WiFi

Michael Hartmann ha resumido lo que pretenden: “Mis colegas y yo esperamos construir la primera computadora de red neuronal dedicada, utilizando la última tecnología cuántica en lugar del software de IA“.

Sobre la tecnología cuántica

Una de las ventajas que ofrece la tecnología cuántica con respecto a los ordenadores tradicionales es que utilizan para las entradas cúbits en vez de los clásicos bits. (El cúbit o bit cuántico es un sistema con dos estados propios y que puede ser manipulado arbitrariamente. Solo puede ser descrito correctamente mediante la mecánica cuántica, y solamente tiene dos estados bien distinguibles mediante medidas físicas).

Los ordenadores o computadoras cuánticas procesan por tanto una gran cantidad de datos simultáneamente. Aunque son muchos los desafíos técnicos involucrados en el proyecto, existe un alto umbral para soportar errores, algo que no ocurre con los ordenadores clásicos.

Leer también:  Los cigarrillos electrónicos pueden infectar un ordenador

Conclusión

Está claro que el proceso para llegar a resultados factibles llevará varios años, no menos de diez. Son muchos los detalles técnicos que hay que controlar con el fin de evitar errores. Lo que sí estará claro es que, cuando se consiga, se consumará un notable avance en el campo de la tecnología computacional.

Fuente: Heriot-Watt University

Etiquetas

fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba