Batiburrillo.net

Inicio » Varios » Observatorio » El estrés anula la respuesta inflamatoria del cuerpo

El estrés anula la respuesta inflamatoria del cuerpo

Todos sabemos lo que es el estrés, ese estado que causa estragos en el cuerpo y en la mente de las personas a las que ataca, las deja sin fuerzas para seguir luchando. Ahora se sabe, tras los resultados de una investigación de la Universidad Carnegie Mellon Sheldon Cohen, realizada el año pasado, que el estrés psicológico crónico puede ser la causa que impide al cuerpo regular la respuesta inflamatoria. Está asociado a la depresión, a las enfermedades cardíacas y a las enfermedades infecciosas.

¿Qué provoca la inflamación?

Según Robert E. Doherty profesor de Psicología dentro de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales Dietrich CMU y colaborador en el trabajo, “la inflamación está en parte regulada por la hormona cortisol y cuando al cortisol no se le permite servir a esta función, la inflamación puede salirse de control”. El estrés prolongado altera la función del cortisol, disminuyendo la sensibilidad de los tejidos a la hormona, haciendo que las células inmunes se conviertan en insensibles a su acción.

VER TAMBIÉN:   Beneficios de una buena noche de sueño

El estrés anula la respuesta inflamatoria del cuerpo

La respuesta de las personas con estrés

Se comprobó que las personas que padecen estrés psicológico son más propensas al resfriado común. Un grupo de 276 adultos sanos fueron expuestos a la acción del virus que causa el resfriado común, y se comprobó que los que padecían estrés psicológico no eran capaces de responder a la infección. Esto servirá para prevenir que determinadas enfermedades, como trastornos del corazón, el asma y acciones autoinmunes, ataquen a las personas que sufren estrés psicológico.

Fuente | Medical Xpress

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario