Batiburrillo.net

Inicio » Varios » Momentos » El extraño caso del Harlem Shake

El extraño caso del Harlem Shake

Hay cosas que no se entienden, o mejor, que a muchos de nosotros nos cuesta entender, como es el caso del Harlem Shake. Todos sabemos que Internet influye notablemente en la propagación de lo actual (lo que está surgiendo y lo que estamos viviendo), que noticias, comentarios en las redes sociales, mensajes en Twitter, marcan un antes y un después en el devenir de muchos. YouTube es un lugar de obligada visita, eso lo saben los que ansían conseguir popularidad, los que tratan de mostrar sus “habilidades” al mundo. En ocasiones, como es el caso que nos atañe, una aparente “chorrada” (con perdón), se convierte en referencia para un enorme número de internautas.

VER TAMBIÉN:   Google Zeitgeist, lo más relevante de 2013

Harlem Shake

Seguro que ya sabes lo que es Harlem Shake, un pseudobaile que ya desbanca al archifamoso Gamgam Style, o “Baile del caballo”, en el servicio de vídeo más popular, en YouTube. En estos momentos, el vídeo original (hay varias copias y versiones), ya lo han visto más de 22 millones de personas, y eso que sólo lleva poco más de veinte días con nosotros.

¿Qué es Harlem Shake? Más que un baile es un fenómeno social nacido en Estados Unidos que se ha transmitido y transmite a una gran cantidad de países gracias a YouTube y a las redes sociales. Su creador es un chaval de New York, llamado Baauer, que el pasado año destacó como rey del underground electrónico. El baile comienza con una música de marcada raigambre electrónica y con un bailarín enmascarado (es lo habitual) acompañado de otros individuos que mueven sus cuerpos, con descuidado ritmo y extrema ridiculez, manteniendo sus pies fijos sobre el suelo. Ya han salido unos cuantos imitadores en multitud de países, incluido España, tal como ocurrió con el Gamgam Style. ¡Así es y así somos!

Te recomendamos

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario