Inicio » Curiosidades » Otros » Acta estrambótica de una comunidad de propietarios
Acta estrambótica de una comunidad de propietarios

Acta estrambótica de una comunidad de propietarios

Un compañero me ha pasado el acta que le envió por correo normal, no electrónico, el secretario – administrador de la comunidad de propietarios de un piso que tiene en una ciudad distinta de la que reside. El secretario – administrador, que no es vecino de la finca, tiene una empresa dedicada a la gestión de comunidades, por lo que cada mes todos los propietarios deben pagarle por la administración. Por su singularidad, rayando en el disparate, y con el permiso de mi compañero, pero sin dar nombres ni datos, transcribo el punto uno del Acta de la Junta General Extraordinaria de la Comunidad de Propietarios:

Aprobar, si procede, el presupuesto para la colocación del salvaescaleras.

Se propone por parte del arquitecto contratado por la comunidad una solución que cumple al 100% la normativa (Solución A). A propuestas de don ******* se propone colocar el elevador fuera con cerramiento de aluminio y rellenar por el interior bien con cemento o una estructura de madera hasta alcanzar la cota de los ascensores (solución B). Esta propuesta se somete a votación, aprobándose por unanimidad de los propietarios presentes siempre y cuando cumple la normativa. En cualquiera de los casos no se celebrará ninguna reunión más eligiendo la presidenta de la comunidad la solución que cumple la normativa y sea más económica.
Se aprueba por unanimidad de los propietarios presentes el realizar la obra de la colocación del salvaescaleras.
Se acuerda enviar una carta con las dos propuestas posibles, para que los propietarios procedan a elegir entre las propuestas si ambas cumpliesen la normativa.

¿Alguien lo entiende? Se aprobó la obra de la solución B, que mi compañero no sabe cuál es, ya que no recibió nada al respecto, pero el último párrafo contradice lo dicho: los vecinos deben elegir entre las propuestas. ¡Ah!, lo más surrealista, próximamente se tendrán que reunir todos los vecinos después de recibir una convocatoria, sin firma y por correo ordinario, en la que el punto a tratar es la aprobación de una de las propuestas (¿no estaba ya aprobada por unanimidad?). De la nueva convocatoria se desprende que no hay ningún presupuesto aprobado, pero las obras ya han comenzado. Lo dicho, ¡estrambótico!

  Marketing efectivo

NOTA: Aunque el acta anterior ya tiene más de siete años, no me he resistido, por su singularidad, a publicarla ahora. ¿Pasa lo mismo en tu comunidad de vecinos?

Artículos relacionados

Acerca de fabriciano

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.